Prohibición a fumar disminuye infartos cardíacos en EU

ATLANTA (AP). Una prohibición de fumar en lugares públicos en una ciudad de Colorado derivó en una caída notable en hospitalizaciones por infarto cardiaco en tres años, una muestra de la amenaza que representa el humo para los no fumadores, indicaron el miércoles investigadores del gobierno.

El estudio, el que tiene más tiempo de observación en su tipo, demostró que la tasa de casos de hospitalización descendió un 41%, a tres años desde que entró en vigencia una prohibición de fumar en los puestos de trabajo en la localidad de Pueblo, Colorado.

No hubo un descenso similar en dos áreas vecinas y los investigadores consideran que es una señal clara que la prohibición fue la causa de esos descensos.

El estudio sugiere que el llamado humo de segunda mano puede ser una causa terrible y desconocida de fallecimientos por infartos cardíacos en Estados Unidos, indicó uno de los autores del estudio, Terry Pechacek, de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Por lo menos ocho estudios previos han relacionado prohibiciones de fumar con un descenso en los infartos, pero ninguno ha durado hasta tres años.

El nuevo estudio se enfocó en los ingresos hospitalarios por infartos durante tres años a partir del 1 de julio del 2003, cuando entró en vigor la prohibición de fumar en Pueblo, y descubrió descensos tan amplios o mayores que los de una investigación preliminar.

El doctor Michael Thun, un investigador de la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer, quien no participó en la investigación, indicó en el informe de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades que el estudio tenía resultados "bastante notables", y comentó que "éste es el noveno estudio y queda claro que las leyes que reservan espacios libres de humo de tabaco son las que resultan más efectivas y con menor costo para reducir los infartos".

Las prohibiciones a fumar están dirigidas no sólo a frenar las tasas de fumadores, sino que buscan reducir también el humo de tabaco de segunda mano, el cual es una causa ampliamente reconocida de cáncer de pulmón, aunque sus efectos en las enfermedades cardíacas también pueden ser más inmediatas.

El humo no sólo daña las paredes de los vasos sanguíneos, también incrementa las posibilidades de bloqueos de arterias que a fin de cuentas provocan los ataques cardíacos.

El reducir la exposición al humo puede reducir rápidamente el riesgo de taponamiento de las arterias, de acuerdo con algunos expertos.

"De esta manera uno retira uno o dos de los últimos pasos en la cadena" de eventos que llevan a un infarto, dijo Thun.

El humo respirado por los fumadores pasivos provoca 46,000 muertes por enfermedades cardíacas y unos 3,000 fallecimientos por cáncer de pulmón entre personas no fumadoras al año, de acuerdo con estadísticas referidas por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes