Proponen cambios a la "biblia" de diagnósticos siquiátrico

WASHINGTON ( AP). Ya no se hablará de " retraso mental" sino de " incapacitación intelectual". En vez de síndrome de Asperger se dirá versión leve de autismo y aunque los diccionarios de los médicos incorporarán las " adicciones de conducta", la " adicción a Internet" no entró todavía entre los términos propuestos.

La Asociación Estadounidense de Siquiatría propuso el miércoles cambios importantes a su " biblia" de diagnósticos, el manual que médicos, científicos y aseguradoras usan para decidir lo que constituye oficialmente un trastorno mental y qué síntomas tratar.

En un nuevo giro, busca comentarios en Internet tanto de siquiatras como del público en general acerca de la utilidad de los cambios de terminología antes de adoptarlos oficialmente.

El manual sugiere nuevos diagnósticos.

Los juegos de apuestas hasta ahora son la única adicción de conducta identificada, pero en la nueva categoría de dificultades de aprendizaje se incluyen problemas de comprensión de lectura y de matemáticas. También está la gula, distinta de la bulimia porque esta última afección requiere vomitar lo ingerido.

Con el potencial de generar debates, la tanda de propuestas sugiere diagnosticar a los pacientes en riesgo elevado de contraer trastornos mentales serios _como demencia o esquizofrenia_ con base en síntomas tempranos, aunque no hay modo de saber con certeza quién padecerá la enfermedad plena.

Es una categoría que los mismos siquiatras advierten que debe usarse con cuidado, debido a que los expertos todavía no tienen tratamientos para reducir dichos riesgos, pero tampoco quieren que la gente en situación de riesgo extremo deje de atenderse.

Otro cambio propuesto: El borrador establece escalas para calcular a los adultos y adolescentes que corren riesgo de suicidarse, destacando que el suicidio ocurre con numerosas enfermedades mentales y no sólo depresión.

Sin embargo, sobre todo, los cambios principales del manual eliminan diagnósticos que considera esencialmente subtipos de enfermedades más amplias e insta a los médicos a concentrarse más en la severidad de los síntomas.

Por eso el borrador establece los " trastornos del espectro del autismo" como el diagnóstico que abarca una amplia gama de estados cerebrales autistas _desde una dificultad social leve hasta características autistas más severas como falta de contacto visual, comportamiento repetitivo y comunicación deficiente_ en vez de diferenciar entre los términos autismo, síndrome de Asperger o " trastorno evolutivo penetrante", como se hace actualmente.

El grupo proponente espera que los cambios ayuden a reducir el número de pacientes que se considera padecen trastornos mentales.

" ¿Alguien es realmente un paciente o sólo cumple algunos de los criterios como dificultades para dormir?", dijo a The Associated Press el presidente de la Asociación Siquiátrica Estadounidense, el doctor Alan Schatzberg, profesor de siquiatría de la Universidad de Stanford.

" Para nosotros es verdaderamente importante no tratar de excedernos en los diagnósticos", agregó.

La siquiatría ha sido acusada de diagnosticar en exceso en los últimos años a medida que aumentan las recetas de antidepresivos, estimulantes y otros medicamentos. Por eso la actualización del manual, llamado DSM-5, o quinta edición del Manual de Diagnóstico y Estadísticas de los Trastornos Mentales, ha sido aguardada con sumo interés. Es la primera actualización desde 1994.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes