Proponen ofrecer dinero a países que mantengan sus bosques

Barcelona(AP). La batalla contra el calentamiento global podría centrarse en ofrecer miles de dólares a países dispuestos a mantener sus bosques tropicales como masivos centros de retención de gases contaminantes, anunciaron los conservacionistas, hoy miércoles.

Hasta ahora, y bajo el protocolo de Kioto de 1997, la batalla se ha centrado en recortar las emisiones de gases que producen el efecto invernadero en zonas industrializadas como Europa, Estados Unidos y Japón.

Sin embargo, los defensores del medio ambiente que trabajan en un nuevo tratado para suplantar al de Kioto aseguran que la deforestación es ahora la mayor amenaza.

Los árboles absorben y retienen dióxido de carbono y desprenden ese gas cuando mueren. El quemar y talar bosques tropicales provoca un 20 por ciento del total de emisiones de gases de efecto invernadero _ más que las emisiones de todos los coches, camiones, aviones y barcos del mundo combinados, dijeron los conservacionistas.

"Cada vez, se admite más y más que no podemos esperar a lidiar con la deforestación", dijo Glen Prickett, el vicepresidente de Conservación Internacional, con sede en Arlington, en el estado de Virginia.

"Tenemos que solucionar el problema ahora", dijo durante una entrevista con la AP durante el congreso de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

La idea es que los países con muchos bosques, como Indonesia, reciban pagos por mantener árboles que acumulan dióxido de carbono para aliviar así el calentamiento global. El dinero sería un incentivo para que estos países no eliminen sus bosques para construir granjas y vender madera.

Johnson Cerda, un líder de los indios Kichwa en la región amazónica de Ecuador, dijo que los bosques de sus tierras, con una población de 600 personas, se están perdiendo debido a la construcción de minas y plataformas petroleras, plantaciones de café y cacao y esfuerzos para sembrar caña de azúcar para fabricar biocombustibles.

Si toda esta producción termina con las fuentes alimentarias y otros recursos de los Kichwas, su cultura quedará eliminada, dijo Cerda.

La propuesta de recibir dinero está bien si realmente logra preservar la cultura Kichwa y no pretende tan sólo silenciar a los activistas con un panfleto, dijo a la AP.

Pirckett defendió la propuesta diciendo que: "Para los países en vías de desarrollo, esto significa un gran beneficio para ofrecer al mundo, pagando un coste de restringir su propio desarrollo económico mientras todos nos beneficiamos".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes