Riesgo para las indias en instituciones mentales

Las mujeres y niñas con discapacidad en la India son forzadas a entrar en instituciones mentales, donde viven en condicionares insalubres y están en riesgo constante de sufrir violencia física y sexual, dijo el miércoles un informe de Human Rights Watch.

El informe detalla las vidas de mujeres y niñas con discapacidad en seis ciudades del país entre diciembre de 2012 y noviembre de 2014 y para su elaboración se utilizaron más de 200 entrevistas con mujeres y niñas con discapacidad psicosocial o intelectual además de con sus familias, cuidadores, profesionales de salud mental y funcionarios de gobierno y policía.

Aunque toda la sanidad pública de India presenta un estado de deterioro, aquellos con discapacidad mental sufren especial riesgo en un país donde hay poca educación sobre ese tipo de enfermedades y quienes las padecen suelen ser apartados o convertirse en objeto de burlas.

A los hospitales psiquiátricos se les conoce como "casas de locos" y ante la falta de apoyo de la comunidad, las familias suelen ocultar enfermedades como la depresión y el trastorno bipolar en lugar de buscar ayuda. En India, tanto hombres como mujeres sufren falta de atención y negligencia si padecen enfermedades mentales o neurológicas. Pero en un país profundamente misógino, las mujeres son más vulnerables a los abusos.

"Las mujeres y niñas con discapacidad son abandonadas en instituciones por sus familias o por la policía, en parte porque el gobierno no proporciona el apoyo y servicios apropiados", dijo Kriti Sharma, investigadora de Human Rights Watch.

"Y una vez que están encerradas, sus vidas suelen llenarse de aislamiento, miedo y abuso, sin esperanza de escapar de esa situación".

El informe, llamado "Tratadas peor que animales: Abusos contra mujeres y niñas con discapacidad psicosocial o intelectual en instituciones en India", documenta ingresos involuntarios y detenciones arbitrarias en hospitales psiquiátricos e instituciones en toda India.

También estudia las pésimas condiciones en que están — hacinamiento, falta de higiene e instalaciones en general inadecuadas — así como los tratamientos forzados y los abusos a los que se ven sometidas las mujeres y niñas en esta situación.

Las cifras oficiales de discapacitados en India son vagas. El último censo de 2011 estima que solo un poco más del 2% de los 1.200 millones de habitantes del país padecen una discapacidad — incluyendo 1,5 millones con discapacidad intelectual y apenas 722.826 personas con desórdenes psicosociales como esquizofrenia o bipolaridad.

Estas cifras son notablemente inferiores a las estimaciones internacionales realizadas por Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud que dicen que el 15% de la población mundial vive con una discapacidad.

Menos del 1% del presupuesto federal de India se destina a la salud mental.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes