Seguro Medicaid de Arizona considera impuesto a obesos

PHOENIX (AP). El seguro para los pobres Medicaid de Arizona pasa por una escasez de dinero y esto le ha llevado a considerar el posible cobro de 50 dólares anuales a los pacientes que fuman, tienen diabetes o sufren sobrepeso u obesidad.

Una vocera del Sistema de Control de Costos del Sistema de Salud de Arizona (AHCCCS por sus siglas en inglés) dijo el viernes que la cuota busca controlar el precio de la atención a la salud, al alentar a los pacientes a mantenerse saludables.

"Esto hace que el consumidor comience a tener mayor conciencia del lugar que ocupa en el enorme rompecabezas del sistema de salud", dijo Monica Coury vocera del AHCCCS. "Queremos tener la posibilidad de cuidar de la salud de la gente y queremos aprovechar nuestros dólares tanto como podamos. Parte de esto es hacer que la gente se cuide mejor".

Algunos empleadores privados y gobiernos estatales han instituido primas mayores en los seguros para los trabajadores que tienen sobrepeso o fuman, pero el plan de Arizona sería el primero en un programa de salud oficial para los residentes con bajos ingresos. La cuota sería aplicable sólo a ciertos adultos sin hijos.

Una parte de la propuesta afectaría a las personas con diabetes. Coury dijo que los diabéticos que no cumplan con las instrucciones de sus médicos para bajar de peso podrían tener que pagar la cuota de 50 dólares.

La senadora demócrata Kyrsten Sinema dijo que esto no es justo para los diabéticos.

"Esto penalizaría a las personas que tienen una enfermedad más allá de su poder y control", dijo Sinema. "No me parece que sea justo denigrar a alguien con diabetes".

Las personas que son obesas o que tienen enfermedades crónicas y aquellas que fuman tendrían que trabajar con un médico general para desarrollar un plan que les ayude a bajar de peso o mejorar su salud. Los pacientes que no cumplan con metas específicas tendrían que pagar los 50 dólares que contempla la propuesta.

El plan requiere la aprobación de la Legislatura controlada por los republicanos, que han considerado 500 millones de dólares en recortes al programa Medicaid de Arizona para ayudar a eliminar el déficit presupuestario del estado, de casi 1.500 millones de dólares.

Un cambio en las cuotas para los pacientes del Medicaid requeriría también autorización federal, y las leyes federales podrían impedir que Arizona aplique esta cuota.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes