Terapia antirretroviral reduce riesgo de VIH en lactantes

WASHINGTON (AFP) - Una terapia antirretroviral prolongada reduce el riesgo de infección de VIH/Sida en niños que se alimentan de madres seropositivas, según un estudio clínico llevado a cabo en Malawi, cuyos resultados fueron publicados el miércoles.

En los países pobres, los recién nacidos de una madre infectada por el VIH reciben una dosis simple de dos antirretrovirales, nevirapina (NVP) y zidovudina (ZDV), durante una semana, para impedir la transmisión del virus.

Los resultados de la prueba clínica conducida por investigadores de la facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins (Maryland, este) y de la escuela de Medicina de la Universidad de Malawi, mostraron que la prolongación de esta terapia puede reducir el riesgo de transmisión de la madre al niño.

El estudio de Malawi, llamado PEPI por su sigla en inglés (Post-Exposure Prophylaxis of Infants), fue desarrollado con 3,016 niños nacidos de madres seropositivas.

Los infantes y sus madres fueron seguidos durante dos años. Todos los recién nacidos recibieron la terapia habitual, una dosis simple de nevirapina y un tratamiento durante una semana con zidovudina.

Luego una parte de estos niños fue tratada durante 14 semanas adicionales con nevirapina mientras que otro subgrupo recibió durante el mismo período los dos antirretrovirales combinados.

El estudio reveló que todos los niños tratados con dosis adicionales tenían menores índices de contagio de VIH.

A los nueve meses, el 5,2% de los niños que recibieron nevirapina durante 14 semanas y el 6,4% de los que recibieron la combinación resultaron infectados, en comparación con el 10,6% para el grupo que tuvo la terapia habitual.

La frecuencia con la cual las madres amamantaron a sus niños fue la misma en los tres grupos, precisaron los investigadores.

El estudio fue publicado en la edición electrónica del New England Journal of Medicine (NEJM).

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes