Unión Europea busca nuevas reglas para tratamiento médico

BRUSELAS (AP). Los ciudadanos de la Unión Europea podrán buscar atención médica en cualquiera de las 27 naciones del bloque sin autorización previa y recibir el reembolso de su aseguradora, según planes presentados el miércoles por el organismo ejecutivo de la unión.

Las pautas propuestas se proponen aliviar la congestión en algunos países con largas listas de espera para determinados tipos de operaciones, como Gran Bretaña, y dar a la gente mayor libertad para escoger dónde deseen recibir tratamiento. Presumiblemente serán beneficiosos para los residentes en regiones fronterizas.

Pero en un indicio de que la nueva directiva podría enfrentar resistencia, el gobierno británico dijo el miércoles que el Servicio Nacional de Salud no financiará ningún tratamiento en el exterior que no sea suministrado en Gran Bretaña y se asegurará de que el Servicio retenga su capacidad de decidir qué tratamiento pagará.

Actualmente, los ciudadanos de la UE reciben reembolso por tratamiento urgente en cualquier país del bloque con la condición de que contribuyan a un plan de seguro de salud en el suyo. Para atención médica no urgente son libres de ir donde quieran, aunque recibiendo primero el visto bueno de su aseguradora.

Según una reestructuración en la década del 70, los ciudadanos pueden buscar tratamiento no urgente _como reemplazo de cadera o blanqueo de dientes, si están cubiertos con un seguro_ en cualquier sitio, pero pagando primero. La aseguradora después los reembolsa como si el tratamiento se hubiese llevado a cabo en el país del asegurado.

"Mientras el tratamiento esté cubierto por su sistema nacional de atención médica, los pacientes serán reembolsados al nivel de tratamiento igual o similar en su país", dijo la comisionada de salud de la UE, Androulla Vassiliou.

Si el tratamiento incluye una estada más prolongada en un hospital, la aseguradora mantendría el derecho a autorizar el tratamiento por anticipado, según las nuevas reglas, que de todos modos necesitan ser aprobadas por los gobiernos de la UE y el Parlamento Europeo antes de entrar en vigencia.

La propuesta sucede a varios fallos del Tribunal Europeo de Justicia, que dijo que los pacientes tienen derecho a buscar tratamiento médico dondequiera dentro de la UE y recibir el reembolso en su país.

Hay grandes diferencias en el costo de operaciones médicas dentro del bloque, y el nuevo sistema sería especialmente ventajoso para ciudadanos de países ricos que busquen tratamiento en naciones con tratamientos más baratos.

El gasto total en el cuidado de la salud en la UE es de 1,6 billones (correcto) de dólares anuales, de los cuales 16,000 millones de dólares se gastan en pacientes tratados en otro país que el propio.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes