Vacuna brasileña contra el dengue será experimentada en 300 voluntarios

Río de Janeiro (EFE). Una vacuna desarrollada en Brasil contra el dengue será experimentada en 300 voluntarios durante los próximos cinco años para analizar su eficacia y seguridad, informó hoy el Ministerio de Salud, que ha invertido 200 millones de reales (unos 87 millones de dólares) en el proyecto.

" Si la vacuna es aprobada en todas las etapas del estudio clínico (con humanos) podrá ser comercializada y distribuida a la población. La perspectiva del Gobierno brasileño en caso de éxito de todas las etapas es atender la demanda global y exportar la vacuna", según el comunicado divulgado por el Ministerio.

El inicio de las pruebas del inmunizante en humanos fue autorizado en la víspera por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa).

La vacuna, probada exitosamente en laboratorio y con animales, fue desarrollada por el Instituto Butantan, un centro de estudios médicos vinculado al Gobierno del estado de Sao Paulo, y se caracteriza por ser tetravalente, es decir por prevenir a la población contra los cuatro tipos de dengue (1, 2, 3 y 4).

La vacuna ya obtuvo resultados exitosos en pruebas de seguridad realizadas con 20 voluntarios en Estados Unidos, país que participa en la investigación a través de una de sus agencias estatales de salud.

Los investigadores del Instituto Butantan comenzaron a trabajar en la vacuna en 2006 y para ello montaron un laboratorio piloto especial y crearon un banco de células y de virus de los cuatro tipos de dengue.

Los experimentos con humanos serán realizados por tres centros de estudios médicos de la ciudad de Sao Paulo y vinculados a la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo (USP): el Instituto Central, el Instituto de la Infancia y el Hospital de las Clínicas.

"El avance de la investigación de un laboratorio público, en este caso el Butantan, refuerza el compromiso del país con el combate al dengue", aseguró el ministro brasileño de Salud, Alexandre Padilha, citado en el comunicado.

Padilha destacó el carácter vanguardista del inmunobiológico desarrollado por el Butantan ya que hasta ahora no se produce una vacuna contra el dengue en ningún país pese a que varios grupos de investigadores ya están en fase de pruebas de sus inmunizantes.

Según el Ministerio de Salud, el estudio terapéutico piloto autorizado por la Anvisa tiene por objetivo verificar la seguridad del principio activo y la bioequivalencia de diferentes formulaciones del producto.

Las pruebas son realizadas en un número limitado de personas y registran las respuestas de los organismos de los voluntarios a diferentes dosis administradas.

"A partir de los resultados de esta fase, el estudio podrá ser ampliado a un público mayor y en larga escala, en la fase tres del estudio clínico", según el comunicado del Ministerio.

Además del Instituto Butantan, el también brasileño Instituto de Tecnología de Inmunobiológicos Bio-Manguinhos, un laboratorio vinculado al Ministerio de Salud, está estudiando desde 2009 una nueva vacuna contra el dengue que desarrolló en asociación con el laboratorio privado GSK.

Como aún no existe vacuna contra el dengue, la única herramienta disponible hasta ahora para prevenir la enfermedad es la eliminación de los focos en que se cría el mosquito Aedes aegypti, que transmite el virus responsable por la enfermedad.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes