Vacunación casera para influenza también funciona

Vacunarse uno mismo contra la influenza es posible. Soldados que se vacunaron a sí mismos usando un rociador nasal estuvieron tan bien protegidos como los pacientes que recibieron la vacuna de trabajadores de salud, según un estudio.

No existe ninguna razón por la cual los civiles no pueden hacer lo mismo, especialmente en el caso de niños que pudieran temer menos a la vacuna si es administrada por la madre o el padre, dijo el líder del estudio.

"Un padre puede administrarla fácilmente. No puedes equivocarte", y tener esa opción pudiera mejorar las tasas de vacunación, dijo Eugene Millar, de la Universidad de Servicios para Uniformados de Ciencias de la Salud, en Maryland.

Hasta ahora, solamente los profesionales de salud tienen permitido administrar FluMist, la única vacuna de influenza vendida como rociador nasal. El gobierno dice que es el método preferido para niños saludables de entre 2 y 8 años, y está aprobada para personas de 2 a 49 años.

En una epidemia de diseminación rápida, pudiera no haber suficientes trabajadores de salud para proteger rápidamente a soldados en barracas, así que Millas examinó la auto vacunación como opción práctica.

Durante las dos últimas temporadas de influenza, más de 1.000 soldados y sus familias en hospitales militares en San Diego y San Antonio recibieron vacunaciones de trabajadores de salud o se las administraron a sí mismos, individualmente o en grupos. Análisis de sangre mostraron que no hubo diferencia en la respuesta inmunológica entre los grupos.

La vacuna viene en jeringas pre llenadas con un freno que automáticamente divide la dosis en dos, para cada una de las fosas nasales.

"Es fácil" y los participantes prefirieron hacerlo ellos mismos, dijo Millar.

Eso no significa que está listo para un uso más amplio, dijo el doctor Jonathan Temte, especialista en medicina familiar en la Universidad de Wisconsin que asesora a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades sobre vacunaciones.

"Es un concepto muy interesante y definitivamente veo algunos beneficios" para superar los titubeos ante vacunaciones, dijo Temte. "Antes de que alguien respalde el uso de ese método en niños, habría que tener un estudio apropiado que muestre similar eficacia, similar seguridad y entonces la aceptabilidad".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes