Los animales venenosos también pueden curar

Palencia (EFE). Aunque históricamente el veneno de algunos animales como las ranas, escorpiones y serpientes se ha empleado como arma mortífera, en la actualidad el estudio de ciertas sustancias con efectos tóxicos ha permitido sentar las bases para desarrollar fármacos contra algunas patologías como la diabetes o el cáncer.

Uno de los venenos de mayor uso médico es la exenatida, un producto inspirado en la sustancia que produce el lagarto de Gila, que come sólo dos veces al año y que podría ser eficaz en el tratamiento de la diabetes, para controlar los niveles de glucosa en sangre. De otros reptiles también han surgido los inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (IECA), que se administra a los pacientes hipertensos.

En la actualidad está en proceso de desarrollo la alfimeprasa, una enzima producida por ingeniería genética partiendo de la contenida en el veneno de la cabeza de cobre, una serpiente de la familia de los vipéridos, destruye de forma directa la fibrina, disolviendo los trombos.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes