Hay casos donde el ejercicio funciona mejor que la cirugía

BARCELONA ( AP). Hacer ejercicio hasta sudar puede ser incluso mejor que una angioplastia para algunos pacientes que padecen del corazón, según los expertos.

Estudios han mostrado que las personas con problemas cardiacos se benefician de ejercicio y en algunos casos la actividad física ha dado mejores resultados que la angioplastia.

Durante una reunión de la Sociedad Europea de Cardiología el domingo, varios expertos dijeron que los médicos deberían concentrarse más en persuadir en sus pacientes a que se ejerciten en lugar de realizar angioplastias simplemente.

La angioplastia es el tratamiento principal para personas que sufrieron un ataque cardiaco o que son hospitalizadas por un empeoramiento de sus síntomas. Consiste en usar un diminuto globo para reducir un bloqueo de una arteria y mantenerla abierta con un tubo de malla metálica.

La mayoría de las angioplastias son realizadas en procedimientos que no son de emergencia, para aliviar el dolor causado en el pecho por arterias bloqueadas.

" Es difícil convencer a la gente a que haga ejercicios en lugar de someterse a una angioplastia, pero da resultados", dijo Rainer Hambrecht, de la clínica Links der Weser, en Bremen, Alemania.

Hambrecht publicó un estudio en 2004 que mostró que los pacientes que padecen males cardiacos y que montaron bicicleta regularmente estuvieron libres de problemas un año después de que comenzasen su régimen de ejercicios. Entre los pacientes que se sometieron a angioplastia solamente 70% estaban sin problemas después de un año.

Hambrecht está realizando ahora una prueba similar, que él espera confirme sus conclusiones iniciales: que para algunos pacientes cardiacos, el ejercicio es más efectivo que la cirugía.

Otros expertos concordaron en que así es.

Una angioplastia " apenas abre un bloqueo en una arteria", dijo el doctor Christopher Cannon, profesor asociado de medicina en la Universidad de Harvard y portavoz del Colegio Estadounidense de Cardiología.

" El ejercicio hace mucho más que resolver un pequeño problema", agregó Cannon, quien no participó en el estudio de Hambrecht.

Entre otros beneficios, el ejercicio reduce el colesterol malo y eleva el colesterol bueno, ayuda al cuerpo a procesar mejor el azúcar, mejora el tejido vascular y ayuda a eliminar toxinas más rápidamente. Además, el ejercicio reduce la presión arterial e impide la acumulación de placa de ateroma en las arterias.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes