La combinación de dos terapias frena más de una año el melanoma avanzado

La combinación de dos terapias dirigidas contra el melanoma avanzado o metastásico ha dado como resultado la paralización de la enfermedad durante algo más de un año, 12,3 meses, frente a los 7,2 meses de los pacientes que recibieron solo uno de los fármacos.

El estudio coBRIM, en fase III, que se presentará hoy en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO), lo consigue, por primera vez en pacientes cuyo tumor tiene una mutación BRAF V60, que está presente en prácticamente la mitad de los casos de melanoma.

Se trata de la combinación de la terapia cobimetinib y vemurafenib en un total de 495 pacientes que consiguió detener el tumor durante 12,3 meses al bloquear distintos transmisores de la célula tumoral.

Luis de la Cruz, del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla (España), explicó a un grupo de periodistas que la media de seguimiento de los pacientes que participaron en el estudio, que es internacional y cuenta con participación española, fue de 14 meses.

Según señaló, se confirma "la superioridad" de la combinación de fármacos frente a la monoterapia, "con un impacto significativo" y con datos que "son clínicamente muy relevantes". "Supone un avance muy notable en el tratamiento de esta enfermedad", aseguró De la Cruz.

En el mismo sentido se pronunció, en declaraciones a los periodistas, el oncólogo español del Hospital General Universitario Santa Lucía de Cartagena Pablo Cerezuela, quien recordó, además, que hasta hace poco el tratamiento contra este tipo de tumor era suministrar fármacos que mataban las células cancerígenas que estaban dividiéndose, que era la quimioterapia clásica.

"Ahora se intenta hacer un tratamiento dirigido a la alteración que tiene cada tumor especifico para bloquearla y que no siga dando señales de proliferación", apuntó Cerezuela sobre estos fármacos (ambos de Roche).

El melanoma es un cáncer menos frecuente que otros tipos de tumores de piel pero es más agresivo y con una mortalidad mayor, que si se diagnostica a tiempo se puede curar pero si, por el contrario, se detecta en fase avanzada, la mayoría de los casos presenta muy mal pronóstico.

Cada año se detectan en España cerca de 3.600 casos y en el mundo mueren más de 55.000 personas de todo el mundo mueren anualmente por esta enfermedad. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes