El crack y su efecto devastador

SAO PAULO ( AFP). La pasta básica de cocaína (PBC) es una droga relativamente nueva en el Cono Sur, que viene ganando gran visibilidad en Argentina, Uruguay y Brasil debido a su bajo costo, al grado de dependencia que crea en sus consumidores y a que las autoridades la vinculan con el aumento del delito.

" Es una droga que causa dependencia muy rápidamente y los efectos devastadores a la salud también son muy rápidos", explicó a la AFP el psicólogo Wagner Abril Souto, coordinador del Programa de Adolescentes del Centro de Referencia en Alcohol, Tabaco y Otras Drogas (Cratod) en Sao Paulo.

El estímulo que provoca es muy fuerte pero pasa muy rápido, y eso lleva a " querer volver a consumir, lo que genera más dependencia aún", agregó.

Tras irrumpir en torno al 2002 en Sudamérica, esta mezcla de pasta de cocaína (cocaína no tratada), vidrio molido y productos químicos (parafina, bencina, éter, ácido sulfúrico, entre otros), causa estragos en los países del sur latinoamericano.

Mientras en Sao Paulo existe un lugar adonde los adictos se concentran, " crackolandia", en Uruguay y Argentina no existen esas " zonas libres" tan delimitadas, explicó a la AFP la psicóloga Fernanda Haedo de la sede en Montevideo de la Fundación Manantiales de tratamiento a drogadictos, con sedes también en Buenos Aires y en la ciudad brasileña de Porto Alegre.

Los efectos devastadores del crack se deben especialmente a su forma de consumo, ya que al fumarse, esta droga altamente tóxica llega rápido al sistema nervioso central. La primera consecuencia " es la pérdida de peso en uno o dos meses. Luego, el descuido del aspecto físico, la higiene", y ello provoca la pérdida de valores y los lazos familiares, explicó Haedo.

A diferencia de otras drogas pesadas, el consumo de crack provoca la ruptura de códigos sociales, los cambios de conducta y una gran agresividad, según la Revista de Psiquiatría del Uruguay.

" Como toda droga, el crack tiene una alta consecuencia en la formación de la personalidad. Cuanto más precoz el consumo, mayor la dependencia en la vida de adulto" y por tanto más difícil es llevar una vida normal, explicó Abril Souto.

Según el último relevamiento del Centro Brasileño de Informaciones sobre Drogas Psicotrópicas, en 2005 más de 380,000 brasileños había consumido crack alguna vez, lo que representa el 0,7% de la población total.

A diferencia de Brasil, en donde la droga llega a todos los estratos sociales, el consumo de PBC en Uruguay y Argentina se concentra en las zonas más vulnerables desde el punto de vista económico y social.

En Uruguay, la edad promedio de inicio del consumo de la droga, conocida en ese país como pasta base, es de 20 años, según la última encuesta nacional sobre Consumo de Drogas de 2006, que señala que el número de consumidores alcanza al 0,8% de los uruguayos.

En Argentina en tanto, aunque no hay estudios a fondo sobre el consumo de 'paco', la Asociación Antidrogas (AARA) estima que hay entre 80,000 y 180,000 adictos, lo que representa entre el 0,2% y el 0,45% de la población.

En ese país, el consumo de la llamada " droga de los pobres", creció 500% en los últimos tres años, según la Federación de ONG para la Prevención y el Tratamiento del Abuso de Drogas (FONGA).

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes