Se debate efectividad de fármacos contra cáncer radiactivo

WASHINGTON ( AP). La crisis nuclear japonesa ha reanimado un debate en Estados Unidos sobre el papel del gobierno en la distribución de un fármaco barato contra el cáncer para la gente que vive cerca de las plantas nucleares.

La Comisión Reguladora Nuclear produce actualmente el fármaco, yoduro de potasio, disponible a los estados para su distribución dentro de un radio de 16 kilómetros (10 millas) de las plantas de energía nuclear. Algunos miembros de la Cámara de Representantes, de ambos partidos, desean extenderlo a un radio de 32 kilómetros (20 millas).

Y la Asociación Estadounidense de Tiroides, cuya misión es promover la salud de esa glándula, desea ir más allá para que el yoduro de potasio esté disponible dentro de los 320 kilómetros (200 millas) de una planta nuclear.

El yoduro de potasio, si se toma unas pocas horas después de la exposición a la radiación, ayuda a reducir el riesgo de cáncer de tiroides impidiendo que el organismo absorba yodo radiactivo. Es especialmente importante para los niños, cuyas glándulas tiroides son más susceptibles al yoduro radiactivo.

Una ley del 2002 sobre bioterrorismo sugirió ampliar la distribución del radio a los 32 kilómetros (20 millas), pero el gobierno de George W. Bush en el 2002 pasó por alto ese requisito, invocando una disposición en la ley que permite que el presidente lo haga si determina que existe un método más efectivo para prevenir el cáncer. El asesor científico de Bush, John Marburger, concluyó que era mejor una evacuación y prohibición de los alimentos contaminados.

El yoduro de potasio, una sal también conocida como KI, no bloquea ninguna otra radiación además de la del yodo radiactivo.

"Es posible que un malentendido público sobre el KI y sus límites lleve a una sentido peligroso de confianza falsa de que suministra inoculación contra toda forma de radiación", escribió Marburger en su decisión.

Los representantes Ed Markey, demócrata, y Bill Young, republicano, han escrito cartas separadas a la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, instándola a poner en vigencia la ley del 2002 sobre la distribución del potasio.

"La catástrofe en Japón debería ser un llamado de atención para este gobierno", escribió Young en una carta que firma también su correligionario Gus Bilirakis.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes