Se duplica tasa de diabetes en EU en 10 años

ATLANTA(AP). El incremento de la obesidad en el país está ocasionando otro efecto también alarmante: la tasa de casos nuevos de diabetes casi se duplicó en Estados Unidos en los últimos 10 años, dijo el gobierno.

Las tasas más altas se registraron en el sur, según la primera revisión estado por estado de diagnósticos nuevos. La peor estuvo en Virginia Occidental, donde aproximadamente 13 de cada 1,000 adultos fueron diagnosticados con la enfermedad en el período 2005-2007. La tasa más baja se registró en Minnesota, con cinco de cada 1,000.

A nivel nacional, la tasa de casos nuevos subió de cerca de cinco por cada 1,000 a mediados de la década de 1990, a nueve por 1,000 a mediados de esta década.

Casi el 90% de los casos son diabetes tipo 2, la forma vinculada a la obesidad.

Los descubrimientos coinciden con las tendencias vistas en obesidad y falta de ejercicio, dos aspectos de salud en los cuales los estados del sur del país también están en los niveles más críticos.

"No es sorprendente que el problema sea mayor en el sur", coincidió Matt Petersen, quien supervisa datos y estadísticas para la Asociación Estadounidense de la Diabetes.

El estudio, encabezado por Karen Kirtland, del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), proporciona una panorama actualizado sobre dónde está detonando la enfermedad.

La información deberá ser de gran ayuda mientras el gobierno y las compañías de seguros médicos deciden dónde enfocar las campañas de prevención, señaló Petersen.

La diabetes fue la séptima causa de muerte en el país en el 2006, según los CDC. Más de 23 millones de estadounidenses padecen diabetes, y la cifra está creciendo rápidamente. Aproximadamente 1,6 millones de casos nuevos se diagnosticaron entre adultos el año pasado.

La diabetes tipo 2 no produce ni utiliza insulina, una hormona necesaria para convertir el azúcar en energía.

La enfermedad puede ocasionar que se acumule el azúcar en el cuerpo, provocando complicaciones como enfermedades del corazón, ceguera y problemas de circulación que pueden derivar en amputaciones.

El estudio involucró una encuesta de más de 260,000 adultos.

Virginia Occidental, Carolina del Sur, Alabama, Georgia, Texas y Tenesí tuvieron las tasas más altas, con 11 casos por cada 1,000 o superiores. Puerto Rico estuvo tan alto como Virginia Occidental. Minnesota, Hawai y Wyoming tuvieron las tasas más bajas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes