Más evidencias vinculan diabetes a riesgo de Alzheimer

WASHINGTON (AP). La gente ha sido bien concientizada de los daños que causa la diabetes en el corazón, los ojos y los riñones, y ahora nuevas investigaciones señalan un grave riesgo más: incrementa las posibilidades de padecer el mal de Alzheimer.

Desde hace tiempo los médicos sospechan que la diabetes afecta los vasos sanguíneos que alimentan el cerebro. Y ahora parece ser aún más insidiosa, dado que el daño podría iniciarse antes de que la diabetes sea diagnosticada plenamente, cuando el cuerpo empieza a perder la capacidad de controlar los niveles de azúcar en la sangre.

De hecho, parece haber cada vez menos diferencia entre lo que los médicos califican como "demencia vascular" y la forma común del Alzheimer. Independientemente de cómo se le denomine, ese problema de salud es razón más que suficiente para controlar la diabetes y los riesgos cardiacos que conlleva.

"En la actualidad no podemos hacer mucho contra la patología de la enfermedad de Alzheimer", esas placas adhesivas que congestionan el cerebro de los pacientes, dijo el doctor Yaakov Stern, especialista en el mal de Alzheimer del Centro Médico de la Universidad de Columbia. Pero, "si se pudieran controlar esas condiciones vasculares, uno podría desacelerar el desarrollo de la enfermedad".

El vínculo tiene fuertes implicaciones desde el punto de vista social. Más de cinco millones de estadounidenses padecen Alzheimer y se espera un aumento abrumador en los casos a medida que la población envejece. La cuestión es qué tanto la epidemia de diabetes tipo 2, alimentada por la obesidad, puede aumentar la cifra de problemas de demencia.

Hay cerca de 18 millones de personas con diabetes tipo 2 que tendrían un riesgo dos o tres veces mayor de desarrollar Alzheimer que los no diabéticos. Aún así, la tipo 2 suele causar enfermedades cardiacas y otros problemas que pueden causar la muerte antes de que se manifieste el Alzheimer, alrededor de los 70 años.

La recomendación es no caer presa del pánico, señala el doctor Ralph Nixon de la Universidad de Nueva York, vicepresidente del consejo de asesoría científica de la Asociación contra el Alzheimer, ya que los factores genéticos son el principal factor de riesgo para el advenimiento de la demencia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes