Se generaliza examen exploratorio de la anemia falciforme

WASHINGTON ( AP). Miles de familias son portadoras sin saberlo del gen que causa la anemia falciforme, aunque casi todo recién nacido en Estados Unidos es examinado para determinar si tiene los rasgos de esa enfermedad, y a partir de este verano más atletas universitarios también lo serán.

Impulsadas en parte por infrecuentes pero trágicos desplomes de atletas debido al ejercicio extenuante, las investigaciones empiezan a detectar a las familias a quienes no se la detectaron de niños o que no comprenden que tener el rasgo falciforme _que no es lo mismo que tener la enfermedad_ puede tener sus consecuencias: aparte de la seguridad en el deporte, si padre y madre portan el gen pueden tener un bebé con la anemia falciforme plena, un devastador trastorno de la sangre.

La anemia falciforme es más común en los afroamericanos _un 10% tienen las características_ y también en personas de ascendencia del Mediterráneo, el Oriente Medio y Centro y Suramérica. En resumen, casi todos pueden tenerla.

A fines de junio, la Asociación Nacional Atlética Universitaria recomendó que las instituciones de enseñanza superior examinaran a los estudiantes atletas, muchos de los cuales nacieron ante de que se generalizaran los exámenes exploratorios a los recién nacidos. La medida contribuyó a satisfacer una demanda interpuesta por la familia de un jugador de fútbol estadounidense de 19 años en la Universidad de Rice, Dale Lloyd, quien murió durante un entrenamiento en septiembre del 2006.

La anemia falciforme exige un tratamiento inmediato para los bebés, y los programas estatales consideran prioritario rastrear a esas familias. Unas 80.000 personas en Estados Unidos padecen de la enfermedad, en la que la hemoglobina se aglutina dentro de los glóbulos rojos dándoles una forma de hoz que no puede pasar por los diminutos vasos sanguíneos. Eso causa dolor, infecciones y a la larga daños a los órganos potencialmente mortales.

En cambio los rasgos falciformes son diferentes. Más de dos millones y medio de personas los tienen en Estados Unidos, lo que significa que son portadores de una copia del gen de la hemoglobina anormal y no los dos necesarios para causar la enfermedad. Los portadores sólo experimentan problemas de salud ocasionales como sangre en la orina, alguna aglutinación de sangre a altas alturas y el riesgo de los atletas, en el que el ejercicio intenso puede hacer que los glóbulos se deformen lo suficiente como para bloquear el flujo a los músculos, que se deterioran rápidamente.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes