La lucha contra la toxicomanía es un fracaso en Rusia

IRKUTSK (AFP). El presidente ruso, Dimitri Medvedev, reconoció el lunes la falta de progresos en la lucha contra la toxicomanía en Rusia, país que tiene 2,5 millones de drogadictos, 70% de ellos de menos de 30 años.

"Pese a la atención creciente que otorgamos a este tema, y pese a la adopción hace un año de una estrategia estatal de lucha contra la toxicomanía hasta 2020, tenemos pocos resultados positivos", señaló Medvedev durante una reunión realizada en Siberia sobre ese asunto.

El presidente reconoció que la cifra oficial de 650,000 drogadictos en Rusia está subestimada. "Tenemos no menos de dos millones y medio de personas que consumen drogas. Es una cifra pavorosa. Además, 70% de ellos tienen menos de 30 años", dijo.

El consumo de drogas aumentó vertiginosamente en Rusia tras la disolución de la Unión Soviética, sobre todo la de la heroína, que llega al país procedente de Afganistán.

Los productos de remplazo de la heroína, en particular la metadona, están prohibidos en Rusia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes