Las manzanas en EU aún tienen trazas de pesticidas

YAKIMA, Washington, EU ( AP). Más de dos décadas después de que algunos padres le retiraron las manzanas a sus hijos debido a temores en torno a una sustancia química en esta fruta, la mayoría de los investigadores consideran que ahora son más seguras aunque aún tienen residuos de pesticidas.

Los que las cultivaban vieron los precios caer después que un reporte televisivo de 1989 desató temores generalizados de que las manzanas estaban cubiertas con una sustancia química llamada Alar, un cancerígeno, empleada para incrementar el color y el sonido crujiente al morderlas.

La indignación del público llevó al gobierno a prohibir algunas de las sustancias y a incrementar la supervisión, al tiempo que los productores de manzanas adoptaron nuevos enfoques a la hora de rociarlas con pesticidas y redujeron el uso de las sustancias químicas más fuertes.

Pero en el 2005, el último año en que hubo resultados disponibles, el Departamento de Agricultura halló residuos de pesticidas en el 98% de las manzanas que examinó. Todos los residuos estaban dentro de niveles que se ajustan a las normas federales.

Ese tipo de estadísticas generan inquietud entre los grupos de defensa del consumidor y los expertos en salud.

" La mezcla de pesticidas en la actualidad es menos tóxica de lo que era hace 20 años", dijo Richard Wiles, vicepresidente de políticas en el Environmental Working Group, una organización ambientalista sin fines de lucro con sede en Washington. " Pero aún quedan muchos pesticidas. Creo que tenemos que revisar de nuevo si estamos haciendo nuestro mayor esfuerzo para proteger al público de los pesticidas en los alimentos".

Pocos productores de manzanas olvidarán el episodio del programa " 60 Minutos" de febrero de 1989 que iniciaba con una historia en torno al Alar y mostraba una manzana marcada con una calavera y dos huesos cruzados. El reporte se derivaba de un estudio del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales que concluyó que el Alar podía generar cáncer, especialmente en niños.

La opinión pública se indignó de inmediato y algunos padres tomaron acciones impulsadas por el pánico. Hubo reportes de jugo de manzana arrojado por el drenaje y de una madre que envió a la policía a detener el autobús escolar de su hijo para quitarle su almuerzo. La actriz Meryl Streep se unió a la causa y exigió se prohibiera el Alar.

Algunos aún cuestionan los datos científicos que respaldaron el informe, argumentando que los consumidores tendrían que comer muchas más manzanas de lo normal para enfermarse.

La doctora Lynn Goldman, una pediatra que estuvo en el grupo de científicos que revisaron el estudio de 1989, no quiso firmarlo, temiendo en parte que los consumidores pudieran confundir los efectos a largo plazo con el peligro inmediato.

" Yo sí estuve de acuerdo en que probablemente el Alar se estaba descomponiendo en un cancerígeno", dijo Goldman, que encabezó el programa de sustancias tóxicas de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) bajo el gobierno del presidente Bill Clinton, y ahora es profesora en la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg.

Sin embargo, señaló que no estuvo " de acuerdo en la forma en que estaban comunicando el riesgo y me preocupaba que lo que estaban haciendo era más alarmista de lo necesario".

Otra especialista que lo revisó, Frederica Perera, profesora de ciencias de salud ambiental en la Universidad Columbia, sí firmó para respaldar los hallazgos.

" Creo que el informe fue un informe razonable", afirmó.

La EPA ya había indicado que el Alar podía ser un cancerígeno y su fabricante, Uniroyal Chemical Co., lo retiró voluntariamente para impedir que fuese empleado en los cultivos estadounidenses de alimentos. Posteriormente, estudios de la agencia ambiental mostraron que el Alar, aunque sí es un cancerígeno, sólo tenía una vigésima parte de la potencia reportada en el informe difundido por televisión.

" No sé si en la actualidad se utilizan más o menos insecticidas de los que se usaban hace 20 años", dijo Bill Jordan, asesor de políticas de la EPA para la Oficina de Programas de Pesticidas. " Pero los residuos de pesticidas que hay en las manzanas hoy en día son menos riesgosos".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes