El número de personas con VIH, estable desde 2012

ETIQUETAS

La cantidad de personas que vive en todo el mundo con VIH se ha mantenido prácticamente sin cambios en los últimos dos años y las muertes relacionadas con el sida están en su punto más bajo desde que tocaron techo hace casi una década, según un informe publicado el miércoles por la agencia sobre el sida de Naciones Unidas, UNAIDS.

Terminar con la epidemia de sida es posible, según los responsables del organismo, aunque admitieron que el número de nuevas infecciones —más de dos millones el año pasado— sigue siendo muy alto. UNAIDS estimó que unos 35 millones de personas vivían con VIH el año pasado y en 2012.

La agencia también ha fijado objetivos para reducir las muertes y los nuevos casos en un 90 por ciento para 2030. El organismo había presentado antes una estrategia para conseguir "cero muertes relacionadas con el sida", lo que incluiría asegurar que todos los que necesitan tratamiento lo reciben a partir de 2015.

En 2013, unos 12,9 millones de personas con el virus recibieron fármacos que les salvaron la vida, mientras que 22 millones de personas siguen esperando. Unas 1,5 millones de personas murieron por causas relacionadas con el sida.

Otros expertos en salud pusieron en duda que fijar objetivos más ambiciosos sea buena idea.

"La idea de terminar con el sida no es realista", dijo Sophie Harman, profesora de salud pública en la Universidad Queen Mary de Londres, y que no participó en el informe de UNAIDS. La experta señaló que sería más útil pensar en cómo gestionar la epidemia. "Todo el mundo puede simpatizar con el fin del sida, pero en realidad este informe no nos dice cómo hacerlo".

Aun así, UNAIDS insistió en su informe en que estamos al "principio del fin de la epidemia de sida", y afirmó que el brote global puede detenerse en 2030.

Sin una vacuna para el virus y millones de personas portadoras o que se infectan, algunos científicos creen que terminar con el VIH puede ser un objetivo algo más idealista que práctico.

"Hemos hecho progresos, pero el número de personas que se infectan sigue siendo extraordinariamente alto", señaló Shabbar Jaffar, profesor de epidemiología de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres. Escalar el tratamiento, especialmente en África, donde vive en torno al 70 por ciento de la gente con VIH, sería muy difícil. "Ya están trabajando más allá de su capacidad en el momento".

Jaffar dijo que es engañoso sugerir que estamos cerca de eliminar el sida.

"El camino se hará más largo y más duro, y en realidad no sabemos dónde vamos a terminar", dijo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes