Algunos pacientes cardiacos abusan al tomar medicamentos

LONDRES (AP). Los pacientes cardiacos europeos toman más fármacos que nunca, pero los malos hábitos como el exceso de peso y el fumar minan la eficacia de esas drogas, dijo un nuevo estudio.

Pese a los cuantiosos aumentos de pacientes cardiacos que toman medicación, la mayoría sigue padeciendo hipertensión y casi la mitad tiene elevado colesterol.

Los investigadores entrevistaron a más de 8,500 pacientes en 8 países. Los pacientes tenían una edad promedio de 60 años y un historial de dolencias cardíacas.

Los especialistas descubrieron que más pacientes jóvenes fuman y más pacientes tienen exceso de peso y sufren de diabetes en comparación a grupos similares hace 12 años.

El estudio fue publicado hoy viernes en la revista médica The Lancet.

"En cuanto al estilo de vida de los pacientes con dolencias coronarias, todo avanza por la vía equivocada", dijo el doctor David Wood, uno de los autores del estudio y profesor de medicina cardiovascular del Imperial College en Londres.

El estudio fue respaldado por la Sociedad Europea de Cardiología y pagado por las empresas farmacéuticas fabricantes de las drogas para el corazón.

Los investigadores descubrieron que el número de pacientes que consumen fármacos para reducir su colesterol fue siete veces mayor en el 2006-2007 que en 1995-1996. Un 43% de los pacientes sigue teniendo elevado colesterol.

Y aunque más personas toman ahora fármacos contra la hipertensión, Wood dijo que ello no ha producido diferencia alguna. "La respuesta de los médicos consiste en recetar más y más fármacos, pero lo que necesitamos un programa de vida amplio".

Los especialistas indicaron que las tendencias son similares en Estados Unidos.

"Incluso si aconsejamos a los pacientes que pierdan peso, tienen que hacerlo ellos mismos", dijo el doctor Alfred Bove, próximo presidente del Colegio Estadounidense de Cardiología.

Bove, que no participó en el estudio, dijo que más pacientes son tratados ahora por hipertensión, pero millones de personas desconocen que la padecen.

En la última década, las muertes por dolencias cardiacas han bajado un 30% en Estados Unidos y un 45% en Gran Bretaña. Empero, los índices se han nivelado, y los especialistas temen que el aumento de la obesidad y la diabetes anulará los éxitos anteriores.

Incluso con los adelantos como las medicinas, stents cardiacos y angioplastias, el doctor Daniel Jones, ex presidente de la Asociación Estadounidense de Cardiología, dijo que combatir las dolencias cardiacas "es como nadar contra la corriente".

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes