Más de 1 de cada 10 padres evitan o demoran vacunación de hijos

CHICAGO ( AP). A la edad de seis años, los niños deben tener vacunas contra 14 enfermedades, en por lo menos dos docenas de dosis separadas, aconseja el gobierno de Estados Unidos.

Pero más de uno de cada 10 padres rechaza eso, negándose a aplicar algunas vacunas o demorando la aplicación de otras principalmente debido a preocupaciones sobre su seguridad, encontró una encuesta nacional.

Las preocupaciones sobre la seguridad de las vacunas fue común incluso entre aquellos padres cuyos hijos tienen todas las vacunas: Uno de cada cinco entre ese grupo señaló que piensa que demorar la aplicación de la vacuna es más seguro que el calendario recomendado.

Los resultados indican que más de dos millones de infantes y niños pequeños podrían no estar protegidos totalmente contra enfermedades prevenibles, incluidas algunas que podrían ser mortales o discapacitantes.

La encuesta nacionalmente representativa fue realizada por internet el año pasado entre 750 padres de niños de seis años y menores, y los resultados fueron publicados el lunes en la edición electrónica de la revista Pediatrics Pediatría.

Los resultados están en concordancia con una encuesta federal más amplia publicada el mes pasado, que mostró que al menos uno de cada 10 niños que comienzan a caminar y preescolares carecían de algunas vacunas, incluidas la de varicela y la triple: sarampión-paperas-rubéola. Esa encuesta, también del 2010, incluyó más de 17,000 hogares.

La encuesta de la revista Pediatrics siguió a otras noticias recientes que suscitaron preocupaciones entre especialistas en enfermedades infecciosas, incluido un estudio mostrando que la vacuna contra la tos ferina parece perder mucha de su efectividad después de sólo tres años _más rápido de lo que habían pensados los médicos_, lo que quizá ha contribuido a epidemias mayores recientes, particularmente en California.

Además, datos reportados en septiembre muestran que una cifra récord de padres de hijos asistentes a jardín de niños en California utilizaron el año pasado una dispensa por creencias personales para evitar cumplir con los requerimientos de vacunación.

La autora del estudio, la doctora Amanda Dempsey, una pediatra e investigadora de la Universidad de Michigan, dijo que el escepticismo es alimentado por información errónea en internet y reportes de prensa que transforman en sensacionalismo conceptos equivocados. Esto incluye la creencia persistente entre algunos padres sobre un vinculo entre vacunación y autismo, a pesar de que hay evidencia científica de lo contrario.

Algunos padres también desestiman la seriedad de enfermedades prevenibles con vacunación porque nunca han visto a un niño gravemente enfermo con esas enfermedades.

Pero las enfermedades prevenibles con vacunación, incluidas influenza y tos ferina, pueden ser mortales, especialmente en niños pequeños, dijo el doctor Buddy Creech, director asociado del Programa de Investigación de Anticuerpos de la Universidad Vanderbilt. Creech tiene dos hijos en edad escolar que cuentan con todas sus vacunas y un recién nacido a quien, señaló, se le darán todas las vacunas recomendadas.

" Al ser alguien en las trincheras viendo morir diariamente niños por influenza y sus complicaciones ... no haría nada para arriesgar la salud de mis hijos", subrayó. Creech ha prestado servicios en juntas asesoras de fabricantes de vacunas y ha aceptado sus fondos para investigación.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes