Una proteína es responsable de virulencia de tuberculosis

Zaragoza (EFE). Investigadores internacionales de México, Francia, Canadá, Holanda, Bélgica y España han descubierto que una única proteína, a la que han denominado "PhoP", controla la virulencia de la bacteria que produce la tuberculosis.

Este hallazgo será publicado con el título "PhoP: una pieza clave en el puzzle de la virulencia de Mycobacterium tuberculosis", en la prestigiosa revista PLoS ONE, informaron a Efe Jesús Gonzalo-Asensio y Carlos Martín, de la Universidad de Zaragoza (norte de España) y coordinadores del trabajo financiado por dos proyectos de la UE y del Ministerio español de Ciencia e Innovación.

El equipo internacional, integrado por nueve científicos, uno de ellos del Instituto Pasteur de París, ha trabajado durante los últimos diez años en el desarrollo de una nueva vacuna contra la tuberculosis, que funciona mejor que la actual BCG y que en 2009 comenzará los ensayos clínicos con humanos, explicó Gonzalo-Asensio.

En esta vacuna (SO2), a diferencia de la BCG, se ha eliminado mediante técnicas de ingeniería genética un único gen, el "phoP", de la bacteria "Mycobacterium tuberculosis", causante de una enfermedad que continúa matando a más de dos millones de personas cada año en el mundo.

Tras comprobar su eficacia en los ensayos preclínicos con modelos animales, como ratones y cobayas, los investigadores se han centrado en averiguar por qué la SO2 ofrece mejores resultados que la BCG, una vacuna derivada de "Mycobacterium bovis" que tiene eliminados más de 100 genes si se compara con "Mycobacterium tuberculosis", señaló Gonzalo-Asensio.

Para ello, en un ambicioso proyecto internacional, los nueve científicos han estudiado a nivel molecular el gen "phoP" y han descubierto que produce una proteína, a la que han denominado "PhoP", que regula la expresión de una gran número de genes de "Mycobacterium tuberculosis" englobados dentro de una serie de redes de factores de virulencia.

Además Gonzalo-Asensio señaló que esa proteína controla diferentes aspectos del metabolismo de la bacteria cuando infecta células humanas. A partir de ahí la hipótesis de los científicos es que si se elimina la "PhoP" no se expresan los factores de virulencia de la bacteria o bien las funciones que necesita para sobrevivir en el cuerpo humano son defectuosas.

Esto explicaría por qué la vacuna, viva pero atenuada, es capaz de proteger contra la tuberculosis sin producir la enfermedad, subrayó Gonzalo-Asensio.

La nueva vacuna contra la tuberculosis se encuentra a la espera de ser producida por alguna empresa farmacéutica, tras el acuerdo suscrito, a finales de diciembre de 2007, entre la Universidad de Zaragoza y la Fundación estatal Genoma España.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes