A quién salvar y a quién no en caso de catástrofe

CHICAGO. (AP) Una influyente asociación de médicos elaboró los lineamientos para ayudar a los médicos a resolver el angustioso dilema de a quién salvar en casos de una pandemia masiva o un desastre natural.

La lista de sugerencias fue compilada por una fuerza especial cuyos miembros provienen de universidades prestigiosas, grupos médicos, agencias gubernamentales y las fuerzas armadas. Entre ellos están el Departamento de Seguridad Interna, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades y el Departamento de Salud.

Las guías están diseñadas como un modelo para hospitales "para que todo el mundo trabaje de la misma forma" cuando azote una pandemia de influenza u otro desastre de salud, dijo la doctora Asha Devereaux, especialista en cuidados intensivos en San Diego y principal autora del reporte.

La idea es tratar de asegurarse de que los recursos escasos _ incluyendo pulmones artificiales, medicamentos, médicos y enfermeras _ sean usados de forma uniforme y objetiva, dicen los miembros de la fuerza especial.

Las recomendaciones aparecen en un informe que publicó el lunes la edición de mayo de Chest, la revista médica de la Escuela Estadounidense de Médicos del Pecho.

"Si mañana ocurriese un acontecimiento grave con numerosas víctimas, muchas personas cuyas condiciones clínicas que les permitirían sobrevivir en una situación normal pudieran no tener acceso a intervenciones que les salven la vida a causa de deficiencias en suministros o cantidad de personal", dice el reporte.

Para prepararse, los hospitales deberían asignar un equipo de selección con la tarea de decidir quién recibirá tratamiento y quién no. Entre aquellos descartados estarían personas con alto riesgo de muerte y pocas probabilidades de supervivencia prolongada. Algunas de las recomendaciones son mucho más específicas:

- Personas mayores de 85 años.

- Aquellas con daños graves, que pudieran incluir heridas severas causadas por un accidente automovilístico o tiroteos.

- Pacientes severamente quemados y mayores de 60 años.

- Aquellos con problemas mentales graves, como estado avanzado de Alzheimer.

- Aquellos con enfermedades crónicas graves, como males cardíacos avanzados, males pulmonares avanzados o diabetes mal controlada.

El doctor Kevin Yeskey, un funcionario del Departamento de Salud que estuvo en la fuerza especial, dijo que el informe es uno de varios que revisará la agencia.

El experto en salud pública Lawrence Gostin, de la Universidad de Georgetown, dijo que el reporte es una iniciativa importante, pero advirtió que pudiera presentar severos obstáculos políticos y legales.

Las recomendaciones probablemente violarían leyes federales contra la discriminación por razón de edad o problemas físicos, dijo Gostin, que no estuvo en el panel.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes