Acelerador de partículas establece nuevo récord

GINEBRA ( AP). El acelerador de partículas más grande del mundo estableció el martes un nuevo récord para las colisiones de alta energía al hacer chocar dos haces de protones con el triple de fuerza que la marca anterior.

El gran colisionador de hadrones de 10,000 millones de dólares hizo chocar los haces como parte de su ambicioso programa para descubrir nuevos detalles acerca de partículas teóricas y microfuerzas.

Las colisiones inician una nueva era para los investigadores que trabajan en las instalaciones subterráneas bajo la frontera franco-suiza.

Los científicos en la sala de control de la Organización Europea de Investigaciones Nucleares (CERN por sus siglas en francés) prorrumpieron en aplausos al registrarse las primeras colisiones. Sus colegas de todo el mundo se conectaron por medio de enlaces a distancia.

" ¡Eso es! ¡Hubo una colisión!", exclamó Oliver Buchmueller, del Colegio Imperial de Londres, mientras los científicos observaban sus monitores.

La colisión a una energía de 7 teraelectronvoltios supera por mucho la marca anterior del mismo CERN de 2,36 TeV del año pasado.

Considerado el experimento científico más ambicioso del mundo, los científicos confían que la monumental máquina pueda reproducir en escala diminuta lo que ocurrió durante las primeras fracciones de segundo después de la Explosión Primordial, que suponen creó el universo hace poco menos de 14,000 millones de años.

La energía aplicada en Ginebra podría arrojar alguna luz sobre las cuestiones más apasionantes de la física de las partículas, como la existencia de la antimateria y la búsqueda del bosón Higgs, una partícula hipotética que, según los expertos, otorga masa a otras partículas.

El ambiente en el CERN era tenso inicialmente considerando que el experimento comenzó con bombos y platillos el 10 de septiembre del 2008 y nueve días después se recalentó una conexión eléctrica, que causó extensos daños a los enormes imanes y otras partes de la máquina a unos 100 metros (300 pies) bajo tierra.

Esa falla inicial costó 40 millones de dólares. Pero desde que recomenzó en noviembre del 2009, el acelerador ha funcionado de manera impecable y ha suministrado datos valiosos. Rápidamente eclipsó al acelerador hasta entonces más poderoso, el Tevatron en el Fermilab cerca de Chicago.

Hace diez días, dos haces de protones empezaron a acelerar a grandes energías en direcciones opuestas en el túnel, el lugar más frío del universo con sólo dos grados sobre el cero absoluto. CERN usó poderosos imanes superconductores para obligar a los dos haces a cruzarse en el camino, creando colisiones y lluvias de partículas.

" ¡La naturaleza lo hace todo el tiempo con los rayos cósmicos (y mayor energía), pero esta es la primera vez que se logra en el laboratorio!", comentó un científico en Twitter.

Cuando las colisiones sean rutinarias, los haces contendrán billones (correcto) de protones, pero las partículas son tan diminutas que muy pocas chocarán entre sí en cada cruce.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes