Adaptan Volkswagen híbrido para que funcione con hidrógeno

Pamplona ( EFE). Un grupo de investigación de la Universidad Pública de Navarra ha logrado adaptar un vehículo Volkswagen Polo para que funcione también con hidrógeno, un combustible que no produce emisiones contaminantes ni de efecto invernadero.

El vehículo, el primero de estas características que se adapta íntegramente en España, supone un avance más en el proyecto desarrollado por el Grupo Hidrógeno Investigación, que en febrero de 2009 ya consiguió poner en marcha por primera vez en España un motor de coche alimentado con hidrógeno.

El reto que ahora se ha culminado ha consistido en modificar, además del motor, todos los componentes del vehículo para que funcione con hidrógeno y se desplace de forma autónoma, ha explicado en conferencia de prensa el profesor del departamento de Ingeniería Mecánica, Energética y de Materiales de la UPNA, Pedro Diéguez.

Para que el vehículo funcione, se ha tenido que integrar el control electrónico de la combustión de hidrógeno con el resto de señales y controles en el ordenador de a bordo del coche, y se ha incorporado además en el salpicadero un dispositivo que permite cambiar el funcionamiento del motor para que consuma gasolina o hidrógeno.

Otra de las novedades ha sido que la producción del hidrógeno que consume el coche se realiza en la propia universidad mediante un electrolizador propiedad de Acciona Biocombustibles, mientras que Volkswagen Navarra donó el vehículo modelo Polo utilizado en el proyecto.

Por ultimo, el equipo de investigación ha tenido que resolver el modo de transportar el hidrógeno en el propio coche, aspecto que ha requerido la utilización de bombonas de gas a presión, como las utilizadas para el buceo, que han sido instaladas en el maletero y que son cambiadas cuando hay que recargar el combustible.

Diéguez ha asegurado que el resultado ha sido un motor "complejo" y "magnífico", con una circuitería electrónica "endiablada", que ha requerido de "muchas horas de bricolaje".

Las pruebas con el vehículo se llevaron a cabo en el aeródromo de Lumbier, donde el coche alcanzó unos 110 kilómetros por hora, aunque se calcula que se podría haber llegado a los 140 si la pista hubiera sido más larga.

El hidrógeno, ha destacado Diéguez, posee unas características muy especiales que lo convierten en un buen candidato para ser usado como combustible en motores de combustión interna, ya que se mezcla rápidamente con el aire, necesita muy baja energía de ignición, tiene una elevada velocidad de combustión y su octanaje es muy superior al de cualquier gasolina.

De hecho, este motor de hidrógeno llega a registrar 5,800 revoluciones por minuto y una potencia suficiente como para alcanzar los 140 kilómetros por hora, con una pequeña emisión de gas contaminante, que se elimina con un catalizador, lo que hace que del tubo de escape salga únicamente vapor de agua.

No obstante, Diéguez ha resaltado que, para hacer una predicción sobre el futuro de los motores de hidrógeno habría que sacar la "bola de cristal", porque en materia energética todas las proyecciones que se hacen terminan fallando.

El director de Investigación de Acciona Biocombustibles, Eugenio Guelbenzu, ha aseverado que este proyecto ha demostrado que el hidrógeno " se puede manipular de forma segura" y es una fuente adecuada para obtener energía en el sector de la automoción.

En ese sentido, el responsable de Motores y Montaje de Volkswagen Navarra, Arturo Resano, ha expresado la apuesta del consorcio alemán por el desarrollo de vehículos que consuman menos combustibles y emitan menos gases de efecto invernadero.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes