Ataque a Lockheed Martin revela aumento de ciberespionaje

NUEVA YORK (AP). Este ataque cibernético no fue contra personas que juegan a la guerra en sus consolas PlayStation. El blanco fue una empresa que ayuda al ejército estadounidense en combates reales.

Lockheed Martin informó el sábado que fue el blanco reciente de un ataque cibernético "significativo y tenaz", aunque el contratista del Pentágono y del Departamento de Seguridad Interna insistió en que el ataque fue frustrado antes de que cualquier información confidencial fuera robada.

El intento de violar los sistemas de seguridad de la multinacional puso en evidencia el hecho de que algunos piratas informáticos, entre ellos muchos que trabajan para gobiernos extranjeros, han puesto su atención en información que tiene el potencial para resultar más devastadora que el acceso a tarjetas de crédito.

Expertos en seguridad informática dicen que un brote de ataques cibernéticos este año _incluyendo una masiva falla en seguridad en las consolas de videojuegos de Sony el mes pasado que afectó a millones de usuarios de PlayStation_ han envalentonado a los piratas informáticos y los tornó más dispuestos a buscar información confidencial.

"El 2011 realmente ha iluminado los tableros en términos de violación de datos", dijo Josh Shaul, jefe de tecnología en Application Security, una de las más grandes fabricantes de software de seguridad para bases de datos, con sede en Nueva York. "La lista de blancos crece y crece".

Lockheed Martin informó el sábado en un comunicado que detectó el ataque del 21 de mayo "casi inmediatamente" y tomó medidas.

"Nuestros sistemas permanecen seguros; ningún cliente, programa o datos personales de empleados se han visto comprometidos", informó la empresa con sede en Bethesda, Maryland. Ni Lockheed Martin ni las oficinas gubernamentales revelaron detalles específicos del ataque o su origen. Jennifer Whitlow, la vocera de la empresa, se negó a hacer más comentarios el domingo.

Esta no es la primera vez que Lockheed Martin es atacado. Hace casi cuatro años, las autoridades revelaron que los piratas informáticos habían violado su programa Joint Strike Fighter. Representantes dijeron que ninguna información clasificada sobre el programa militar se vio comprometida, pero mejoraron sus sistemas de seguridad.

Los analistas dicen que el ataque más reciente podría incitar a otros contratistas militares como Northrop Grumman Corp., Raytheon Co., General Dynamics Corp. y Boeing Co. a tomar medidas adicionales para salvaguardar sus sistemas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes