Ataque informático es un misterio para autoridades de EU

WASHINGTON (AP). Estados Unidos no ha esclarecido aún quién fue el autor de los ataques informáticos del 4 de julio, que echaron abajo varias páginas gubernamentales en la internet, reconoció ayer miércoles el director nacional de inteligencia, Dennis Blair.

Luego de un discurso ante la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Blair dijo también a los empresarios que trata de mejorar la relación entre el Congreso y las agencias de inteligencia.

Esa relación se deterioró durante el gobierno del ex presidente George W. Bush, que habría ocultado información al Legislativo, y entró en conflicto de nuevo este mes, tras revelarse que la CIA no reveló a las comisiones de inteligencia del Congreso un solo detalle de un programa para desarrollar equipos secretos que debían asesinar a cabecillas terroristas.

Los equipos nunca operaron, de acuerdo con la CIA. El director de la agencia, Leon Panetta, habló a los paneles de inteligencia de la Cámara de Representantes y del Senado sobre el tema el 24 de junio, un día después de que el funcionario se enteró del proyecto y lo canceló.

La Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes ha abierto una investigación completa del programa y de los antecedentes de la CIA en materia de la notificación requerida al Congreso.

Sobre los ciberataques, Blair dijo que los autores no dejaron rastro, al "secuestrar" temporalmente una red de computadoras, usada para diseminar la ofensiva informática. Estados Unidos trabaja con otros países para identificar a los autores.

El gobierno surcoreano ha señalado que tiene evidencias de la participación de Corea del Norte, pero no ha culpado directamente a su vecino y rival.

Los ataques, en los que cientos de computadoras trataron de conectarse a una sola página Web simultáneamente para saturar el servidor, causaron caídas en sitios prominentes del gobierno, tanto en Estados Unidos como en Corea del Sur.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes