Autoridades de EU ponderan reglas para datos por internet

WASHINGTON ( AP). Los partidarios de que los proveedores de internet en Estados Unidos no bloqueen ciertos servicios y permitan el flujo de todo tipo de datos podrían lograr por fin que Washington apruebe normas a favor de la neutralidad.

La nueva normativa _ centro de un debate que dura ya cinco años _ pretende garantizar que los usuarios de internet puedan visitar cualquier portal e ingresar a cualquier servicio en línea que quieran.

Las empresas de telefonía y cable, por ejemplo, no podrían bloquear el uso de servicios telefónicos por internet más baratos o el acceso a portales de videos que compiten con su propio negocio.

Aún así, lograr que se apruebe la normativa no será fácil y existen posibilidades de que las cortes e incluso el Congreso se vean involucrados.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) votará el jueves una propuesta del presidente de esa oficina, Julius Genachowski, para empezar a diseñar regulaciones que prohiban a los proveedores de banda ancha favorecer o discriminar en el tráfico de internet.

Aunque Genachowski tiene el apoyo de otros dos demócratas en la comisión de cinco miembros, su propuesta se enfrenta a la fuerte oposición de empresas de telefonía y cable que ofrecen la gran mayoría de conexiones a internet de alta velocidad en Estados Unidos.

Los proveedores de banda ancha como AT&T Inc., Verizon Communications Inc y Comcast Corp. argumentan que tras gastar millones de dólares en sus redes de servicios, debería permitirse que operen esas redes como quieran. Eso incluye ofrecer servicios de pago extra para diferenciarse de sus competidores y lograr más ganancias por su inversiones.

La propuesta de Genachowski también se ha topado con la oposición de algunos republicanos de la comisión y del Congreso, quienes temen que las normas de neutralidad podrían desanimar a proveedores de banda ancha a continuar expandiéndose y mejorar sus sistemas.

" El riesgo de la regulación inhibe la inversión", dijo Robert McDowell, el comisionado republicano. McDowell dijo que el precio estimado para llevar conexiones de banda ancha a todos los estadounidenses será de hasta 350,000 millones de dólares.

" ¿Cómo pagaremos por todo eso?", preguntó.

Otra duda es el nivel de flexibilidad que deberían tener los proveedores para asegurar que sus servicios funcionan de forma efectiva, como por ejemplo, permitiendo ver servicios como videos de YouTube que no consuman demasiada capacidad e impidan realizar búsquedas por internet.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes