Bill Gates, un apasionado de la computación

NUEVA YORK (AFP) - Precoz apasionado de la computación, Bill Gates dejará el viernes Microsoft luego de 33 años en los que se convirtió en una leyenda de la informática: fundador del gigante número uno del sector, es el tercer hombre más rico del mundo y uno de sus más grandes filántropos.

Con su aspecto sencillo y un poco tímido, tranquilo y reservado, con sus ojos ocultos detrás de los anteojos, Bill Gates no se destaca por su elegancia o la ostentación de su riqueza.

Sin embargo, ostenta un humor un poco ácido: dice que a diario recibe una cantidad abrumadora de 'spam' en su correo electrónico, en su mayoría proponiéndole fórmulas para "enriquecerse" rápidamente y salir de deudas.

"Podría ser gracioso, si no fuera también irritante", ironiza.

Nacido el 28 de octubre de 1955, su fortuna evaluada en 58.000 millones de dólares lo convierte en la tercera persona más adinerada del mundo detrás del empresario estadounidense Warren Buffet y del magnate mexicano de las comunicaciones Carlos Slim. Entre 1993 y 2006, Bill Gates encabezó la clasificación de personalidades más ricas que realiza anualmente la revista norteamericana Forbes.

Gates se interesa en las computadoras en 1973, cuando éstas todavía no apasionaban a las multitudes. Sus padres, un abogado y una institutriz, lo dejaban armar en el garage de la casa sus primeros aparatos y programas informáticos.

El mismo año ingresa a la prestigiosa universidad de Harvard (Massachusetts, noreste) pero permanecerá en ella poco tiempo, ya que en 1975 abandona los estudios para fundar su propia empresa con su amigo Paul Allen. El 4 de abril de 1975 nace Microsoft.

Ambos compran un sistema operativo informático, lo modifican un poco y lo bautizan MS-DOS (Microsoft Disk Operating System). Luego se lo ofrecen al gigante del sector, IBM, pero mantienen los derechos de propiedad intelectual, una decisión que les asegurará una fortuna.

IBM no exige la exclusividad y les permite instalar el programa, rebautizado luego Windows, en las computadoras fabricadas por empresas competidoras. Rápidamente, el sistema operativo empieza a ser instalado en un número creciente de ordenadores, hasta monopolizar prácticamente el mercado: actualmente, su software hace funcionar a más de 90% de todas las computadoras del mundo.

El grupo empieza a cotizar en bolsa en 1986 y se convierte en la vedette de la explosión especulativa sobre los valores tecnológicos de la década de 1990. Si se toma en cuenta todas las divisiones de títulos y de dividendos realizadas, el valor de la acción pasó de sus iniciales 9 centavos de dólar a los casi 29 dólares actuales.

La acción Microsoft perdió, sin embargo, casi la mitad de su valor desde fines de 1999, afectada por la explosión de la burbuja de los valores de internet.

Su inmensa fortuna permite a Bill Gates dedicarse -siguiendo el rumbo de los ilustres líderes de la industria estadounidense como Carnegie y Ford- a la filantropía. En 2000 crea con su esposa la Fundación "Bill and Melinda Gates".

La pareja se conoció cuando ella era ingeniera en Microsoft. Se casaron en 1994 y tienen tres hijos.

Si bien la Fundación lo enfoca más a las acciones caritativas, Bill Gates no desdeña el lujo. Se hizo construir una inmensa mansión de alta tecnología al borde de un lago en Medina, cerca de la sede del grupo, en Redmond (estado de Washington, noroeste), cuyo precio con los terrenos que la rodean está evaluado en 125 millones de dólares.

En 1994 compró una obra de Leonardo Da Vinci, el Codex Leicester, en 30 millones de dólares y posee un ejemplar muy excepcional de la Biblia impreso por Gutenberg.

Más salvaje que nunca llega la 6ta temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes