"Buitres financieros" acechan a Yahoo

SAN FRANCISCO (AP). Mientras algunos buitres financieros revolotean sobre Yahoo Inc., su directora ejecutiva Carol Bartz tendrá que acelerar el paso para realizar los cambios y el repunte económico que prometió si desea conservar su trabajo.

Bartz afirmó que le llevaría otros dos años revivir a Yahoo tras un prolongado período de debilidad, pero hay indicios de que la empresa podría convertirse en blanco de ofertas de compraventa si su desempeño financiero no mejora en los próximos meses.

Esta urgencia se puso de relieve la noche del miércoles, cuando el diario The Wall Street Journal informó que otro icono de internet que también ha perdido fuerza, AOL Inc., sostiene negociaciones preliminares con un grupo de empresas de compras apalancadas, como Silver Lake Partners y Blackstone Group LP, para presentar una oferta conjunta por Yahoo, ya que los precios de sus acciones han caído desde hace mucho tiempo.

Yahoo contrató a Bartz, una ruda ejecutiva del Valle de Silicio en enero de 2009, convencido de que ella podía demostrar que la empresa valía más que los 47.500 millones de dólares que le ofreció Microsoft para comprarla, una oferta que Yahoo rechazó en mayo de 2008.

Desde entonces Microsoft forjó una asociación para búsquedas en línea con Yahoo, en un desafío conjunto para tratar de hacerle frente al dominio de Google en el mercado más rentable de la web: el de los anuncios.

Aunque Bartz ha sido elogiada por haber negociado una alianza de anuncios y búsquedas por internet con Microsoft y por recortar costos para elevar los beneficios de Yahoo, los ingresos de la compañía durante el primer semestre del año subieron menos del 2%. En comparación, Google incrementó sus ingresos un 23% durante el mismo período.

Las recientes deserciones de varios altos ejecutivos de Yahoo han generado conjeturas de que Bartz está desgastando su aceptación inicial en la empresa, conforme se acerca al punto medio de su contrato de cuatro años.

La esperada compraventa de Yahoo podría abrir la puerta para la llegada del carismático director ejecutivo de AOL, Tim Armstrong, de 39 años, que podría ser visto como un dirigente más favorable y abierto a los medios de internet que la malhumorada e irreverente Bartz, de 62 años.

Armstrong sería visto como una mejor opción, pues fue quien construyó el muy próspero negocio de publicidad en internet de Google para América del Norte antes de convertirse en el director de AOL el año pasado.

A pesar de los problemas de Yahoo, hay varias razones por las cuales la empresa aún es atractiva para los inversionistas.

Yahoo cuenta todavía con una de las marcas más conocidas del mundo. Su portal aún es suficientemente atractivo para atraer una audiencia de casi 600 millones de personas.

Yahoo también posee una participación del 39% en una de las compañías de más rápido crecimiento de China, el Grupo Alibaba, pero esa participación podría venderse si las empresas de compras apalancadas intentan comprar a Yahoo, pues les facilitaría de esa manera el financiamiento de la operación.

Los analistas no están convencidos de que una alianza entre AOL y Yahoo siquiera tenga lógica.

El analista de Wedge Partners Martin Pyykkonen cree que otra posibilidad podría tener más sentido: que Yahoo reciba una nueva oferta de Microsoft, pero muy inferior a la que le hiciera hace dos años y medio y que Yahoo despreció.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes