Casa Blanca entre víctimas de ola de ataques cibernéticos

WASHINGTON (AP). El poderoso ataque cibernético que desde el 4 de julio paralizó computadoras de oficinas gubernamentales de Estados Unidos y Corea del Sur fue aún más amplio de lo que se pensaba, pues causó problemas a la Casa Blanca, el Pentágono y la Bolsa de Valores de Nueva York.

Otros blancos de los ataques fueron también la Agencia de Seguridad Nacional, el Departamento de Seguridad Interior, el Departamento de Estado, el mercado de valores Nasdaq y el diario Washington Post, de acuerdo con un análisis inicial del programa maligno utilizado por los ciberpiratas.

El ataque contra el sitio de la Casa Blanca "no tuvo absolutamente ningún efecto en las operaciones diarias" de la sede del poder Ejecutivo, dijo el vocero Nick Shapiro, ya que las medidas preventivas mantuvieron al sitio "estable y disponible". Sólo los visitantes de Asia pueden haber tenido problemas, agregó.

Agentes de espionaje surcoreanos creen que los responsables están en Corea del Norte o son fuerzas que apoyan a Pyongyang, pero muchos expertos dijeron que era aún muy pronto para saber dónde comenzó la operación.

Al parecer, muchas de las organizaciones atacadas pudieron bloquear el ataque con éxito, pero algunos sitios, como el del Departamento del Tesoro, por momentos fueron bloqueados por completo.

Dos funcionarios que pidieron no ser identificados reconocieron que el sitio del Tesoro se cayó y que la agencia había trabajado con su proveedor de internet para resolver el problema.

"Todos los sitios web del gobierno federal estaban de regreso y funcionando" la noche del martes, dijo Shapiro.

Ed Donovan, vocero del Servicio Secreto, dijo que el sitio de la agencia, que opera en el mismo servidor que el del Tesoro, se hizo más lento por el ataque, pero siguió funcionando.

El "lado operacional" del Servicio Secreto no fue afectado, agregó.

El vocero del Departamento de Estado Ian C. Kelly dijo que el sitio estaba siendo atacado desde el 5 de julio. "Todavía sigue pero me han dicho que es mucho menor que antes", dijo Kelly.

The Associated Press consiguió una lista de blancos de parte de expertos de seguridad que estudian el ataque. No estaba claro aún quién sería responsable ni cuáles fueron sus motivos.

En principio, el ataque no parecía haber estado dirigido a sistemas o archivos clasificados sino a los sitios públicos, lo que generó molestias para funcionarios y usuarios.

Ben Rushlo, director de tecnología de internet de Keynote Systems, una empresa que monitorea la web, dijo que el sitio del Departamento de Transportes estuvo "100% caído" durante dos días y el de la Comisión Federal de Comercio estuvo fuera de servicio el domingo y el lunes.

Dale Meyerrose, ex jefe de información de las agencias de inteligencia estadounidenses, dijo que al menos uno de sus sitios web fue saturado con un millón de solicitudes de acceso por segundo por ataque, un total de 4.000 millones de intentos de conexión al mismo tiempo. No dijo de qué agencia era el sitio, pero sí que normalmente maneja unos 25.000 usuarios.

Las características de la operación indican que unas 30.000 a 60.000 computadoras estuvieron involucradas en el ataque, dijo Meyerrose. Como los atacantes habrían usado computadoras secundarias, es muy pronto para decir dónde comenzó la operación, agregó.

El miércoles, el Servicio Nacional de Inteligencia surcoreano dijo a un grupo de legisladores que cree que Corea del Norte o sus simpatizantes en el sur eran responsables por los ataques, dijo un asesor de uno de los legisladores que asistió a la reunión. El asesor habló bajo la condición de anonimato.

Los sitios de 11 agencias surcoreanas, incluyendo la Casa Azul presidencial y el ministerio de la Defensa, registraron problemas de acceso a partir del martes por la noche, informó la Agencia de Seguridad Informativa Coreana, un organismo estatal.

El Servicio Nacional de Inteligencia dijo que no podía confirmar la noticia en lo inmediato pero agregó que estaba colaborando con las autoridades estadounidenses.

La vocera del Departamento de Seguridad Interior estadounidense Amy Kudwa dijo que el equipo de emergencias en computadoras de la agencia había recomendado a las agencias federales "pasos a seguir para ayudar a mitigar ataques de este tipo".

El vocero de la Bolsa de Nueva York Ray Pellecchia no confirmó el ataque ya que dijo que la compañía no comenta sobre asuntos de seguridad.

Las agresiones cibernéticas contra redes de computadoras del gobierno estadounidense son comunes y van desde interferencias molestas a ataques más serios que a veces son atribuidas a China. Los funcionarios de seguridad también se preocupan por posibles ataques de al-Qaida y otros terroristas.

El ataque generalizado fue "ruidoso y torpe", lo que indicaría el bajo nivel de conocimientos de la organización que lo condujo, dijo Amit Yoran, ejecutivo jefe de NetWitness y ex jefe de seguridad cibernética del gobierno estadounidense.

"Este no es el tipo de elegancia que esperaríamos de adversarios avanzados", aseguró.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes