Celulares listos para reemplazar tarjetas de crédito y abonos

BARCELONA ( AP). Los teléfonos celulares son usados normalmente para comunicarse con personas que están en otras partes, pero pronto estarán en condiciones de comunicarse con cosas que están tan cerca que se les puede tocar.

A simple visita, eso pareciera no ser muy útil. Los teléfonos, no obstante, tendrán sorprendentes capacidades con la adición de los chips para la llamada Near Field Communication (NFC), una tecnología inalámbrica con un rango limitado intencionalmente a unos pocos centímetros.

Los teléfonos podrán comunicarse con terminales de pago diseñadas para " tarjetas inteligentes", reemplazando con ello tarjetas de crédito y débito. Podrían ser usados asimismo como pases para el transporte público. Y podrías poner un teléfono junto a otro para intercambiar datos personales.

O tu teléfono puede " hablar" con una tarjeta inteligente en un cartel, un producto o una etiqueta para obtener información de la internet o llamar al número de servicio al consumidor del producto. El analista Nick Holland, del Yankee Group, compara esas tarjetas con los enlaces que nos llevan de portal a portal en la internet, pero en el mundo real.

Añadir NFC es añadir una nueva capacidad, como GPS o una cámara, dijo Holland.

La industria ha estado hablando de incluir NFC en los teléfonos durante años, mayormente para convertirlos en " billeteras electrónicas". Pero más allá de unas pocas pruebas, nada ha pasado, excepto en Japón y Hong Kong, donde esos sistemas se han vuelto populares para pagar por boletos de transporte público.

Sin embargo, en la mayor feria mundial de teléfonos celulares, celebrada la semana pasada en Barcelona, estuvo claro que el camino se ha despejado, en gran parte porque los chips de NFC son ahora mucho más baratos. Millones de celulares equipados con NFC van a estar en manos de los consumidores en Estados Unidos y Europa antes el fin del año.

Jim Balsillie, director ejecutivo de Research in Motion Ltd., el fabricante de los BlackBerry, dijo en la feria que casi todos los Blackberrys tendrán chips de NFC este año. El Nexus S, de Google Inc., ya tiene el chip, y el software Droid de la compañía para ese y otros teléfonos ya incluye soporte para NFC. Nokia Corp., el mayor fabricante mundial de celulares, va a colocar chips de NFC en todos sus teléfonos multiusos de nueva generación.

Hay conjeturas de que el nuevo modelo del iPhone, que será lanzado en el verano, va a tener el chip. Apple Inc. no ha comentado al respecto.

NFC convierte la limitación de comunicaciones a corta distancia en una ventaja. Cuando una terminal de NFC siente la presencia de un teléfono equipado con el chip, sabe que eso se debe a que el usuario lo está colocando cerca y desea interactuar de alguna forma, por ejemplo, papa pagar por una lata de Coca-Cola.

Eso significa que se puede prescindir de la complejidad inherente al establecimiento de contactos inalámbricos, como ingresar a un punto de Wi-Fi o "aparear" dos dispositivos de Bluetooth. Pero tu teléfono probablemente aún te va a preguntar si deseas esa lata de Coca-Cola.

La simpleza de NFC permite además eliminar las complicaciones de los actuales sistemas electrónicos de pagos, en los cuales uno manda dinero por medio de un programa o un mensaje de texto. Esos sistemas han sido populares en Europa.

Es posible modernizar algunos de los teléfonos actuales con chips de NFC. Las pequeñas tarjetas de memoria que aceptan algunos teléfonos pueden recibir capacidad de NFC. Tanto Visa como Mastercard están experimentando con una cubierta para el iPhone que tiene chips de NFC.

Pero no todos los teléfonos son compatibles con esas soluciones, así que la forma más probable de poner la capacidad de NFC en manos de los consumidores es con nuevos teléfonos. El Yankee Group estima que habrá 151 millones de teléfonos con NFC en el 2014, comparado con 834,000 e el 2010.

El amplio respaldo de los productores de celulares se produce luego de casi un decenio en el que se habló mucho del asunto, pero se hizo poco. Bill Gajda, que encabeza los esfuerzos de Visa Inc. para los pagos por celulares, dijo que la idea de NFC ha enfrentado una serie de problemas como " el del huevo y la gallina".

Los fabricantes de teléfonos no querrían incluir el chip si las compañías celulares no los querían. Las compañías celulares no veían la ventaja si los comercios no tenían terminales que los aceptasen. Y los comercios no querían invertir en las terminales si no había teléfonos que tuviesen los chips.

Pero ahora, con el respaldo de las compañías telefónicas y los fabricantes de celulares, se espera que los comercios den el salto, dijo Gajda. Restaurantes de McDonald's Corp en Estados Unidos y otras cadenas tienen ya terminales apropiadas, instaladas para aceptar tarjetas de crédito que funcionan con el mismo principio.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes