China niega estar implicada en ciberataques contra Google

PEKIN (AFP). China afirmó este lunes que no está implicada de ninguna manera en los ciberataques contra el gigante estadounidense de internet Google, y acusó a Estados Unidos de utilizar esta controversia para denigrar al gobierno de Pekín.

La "acusación de que el gobierno chino participó en ciberataques, directa o indirectamente, carece de fundamento y su objetivo es denigrar a China. Rechazamos firmemente" esa acusación, dijo a la agencia oficial China Nueva un portavoz del ministerio de Industria y Tecnología de la Información.

El portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Ma Zhaoxu, "urgió" por su lado a Estados Unidos "a respetar lo hechos, y que cese de usar la llamada libertad en internet para criticar injustificadamente a China".Poco después, un portavoz del gobierno, también citado por la agencia oficial, afirmó que Pekín tiene derecho a regular en internet los contenidos "nocivos" y que ello nada tiene que ver con "restricciones a la libertad en internet".Esta declaración de Pekín se produce tras una declaración de la Casa Blanca en la que se expresa la "preocupación" del presidente Barack Obama por esta controversia entre Pekín y Google, que se quejó de ataques informáticos procedentes de China, y amenazó con retirarse de ese país.

La polémica se inició hace casi dos semanas, cuando Google denunció ataques informáticos masivos procedentes de China, así como la censura imperante en este país, amenazando con cesar sus actividades en él.

"La política de China respecto a internet es transparente y coherente", replicó el portavoz chino, afirmando que su país es "la principal víctima" de los piratas que operan en la red.

El diario Global Times -- un rotativo en inglés perteneciente al Diario del Pueblo, virtual vocero del Partido Comunista -- fue incluso más lejos al asegurar que Estados Unidos es una de las mayores fuentes de ciberataques.

"Estados Unidos es el primer país en lanzar ciberataques", se afirma en un editorial.

En el texto se asegura, citando al experto norteamericano Joel Harker, que Washington tiene un "ciberejército de 80,000 personas, equipados con más de 2,000 virus informáticos",

El Global Times también denunció lo que llamó el "doble rasero" de Washington, y dijo que las críticas occidentales contra las políticas chinas en internet "son producto o de la ignorancia, o de una mentalidad de Guerra Fría".

Por su lado, la agencia China Nueva, en otro editorial, calificó a Estados Unidos de "hipócrita" por acusar a otros países de ciberataques.

Inicialmente, China intentó minimizar el "caso Google", afirmando que no afectaría las relaciones bilaterales, pero con el paso de los días la polémica creció y llega a afectar las relaciones diplomáticas de los dos países.

Washington ha tomado muy en serio las acusaciones de Google, y pidió explicaciones a China.

El jueves pasado, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, advirtió a las "personas y los países que lanzan ciberataques", afirmando que "pagarán las consecuencias".

China rechazó con dureza esas declaraciones, acusando a Clinton de poner en peligro las relaciones bilaterales. El portavoz del gobierno chino reiteró el lunes que su país se opone a "todo cuestionamiento de las leyes chinas" y a toda injerencia en sus asuntos internos "bajo el pretexto del manejo de internet".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes