"Ciberespías" invadieron programa de avión en EU

WASHINGTON (AP). Un grupo de espías informáticos irrumpió hace casi dos años en un programa de aviones de combate de alta tecnología, desarrollado por Lockheed Martin Corp. para el Pentágono, pero ninguna información secreta resultó comprometida, dijo ayer martes un prominente funcionario de la Defensa.

No se divulgaron detalles del ataque informático. El funcionario solicitó permanecer anónimo, por la índole delicada del asunto.

Al confirmar el ataque contra el programa F-35 Lightning II de Lockheed --conocido también como Cazabombardero de Ataque Conjunto-- el funcionario de la defensa dijo que se desconoce quién fue el autor ni si la invasión cibernética representó un intento de robar propiedad industrial o si se trató de un ciberpirata que trataba de hacer daño al programa.

El Pentágono pagaría unos 300,000 millones de dólares para comprar casi 2,500 de los aviones F-35 para la Fuerza Aérea, la Armada y los Infantes de marina.

La información surgió en un momento en que la Casa Blanca se prepara para publicar su revisión sobre la seguridad informática de la nación. Ha habido advertencias crecientes de que las redes nacionales están en riesgo y son atacadas frecuentemente por gobiernos extranjeros, delincuentes u otros grupos.

Los directivos de Lockheed emitieron un comunicado con una redacción cuidadosa, en el que señalaron: "Hasta donde tenemos conocimiento, nunca ha habido una irrupción en información secreta", pero añadieron que los sistemas de la compañía son atacados continuamente y que se han implementado medidas para detectar y frenar las irrupciones.

El comunicado no negó específicamente una irrupción en información secreta ni en áreas menos delicadas del programa. Los ataques informáticos fueron reportados inicialmente por el diario The Wall Street Journal.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes