Condenado a 19 años de cárcel fundador de los blogs en persa

Teherán ( EFE). El Poder Judicial ha condenado a 19 años de prisión al periodista iranio-canadiense Husein Derakhshan, considerado el padre de los blogs en persa, anunció la página web Mashreghnews.ir

El citado sitio web, cercano a la presidencia del Gobierno, señala que Derakhsan ha sido acusado de cooperar con países hostiles -en referencia a Israel-, de promover movimientos contrarios a la revolución islámica e injuriar a figuras del régimen.

La agencia de noticias local Fars indica, no obstante, que la sentencia no es definitiva, ya que Derakhsan tiene derecho a apelar.

La información no ha sido confirmada ni desmentida por fuentes oficiales.

Derakhsan fue detenido en 2008 y según asociaciones de defensa de los derechos humanos internacionales desde entonces ha permanecido confiando en prisión e incomunicado, sin acceso a su familiares o a un abogado.

Conocido por haber creado en 2001 el primer blog en farsi, su actividad crítica se desarrollo durante años en Canadá, desde donde publicó un manual para crear bitácoras en persa que permitió la explosión de esta forma de expresión en Irán y la expansión del movimiento reformista.

Figura políticamente controvertida, en 2006 realizó una visita a Israel, país al que el régimen iraní considera su enemigo más enconado y al que tiene a sus ciudadanos prohibido viajar.

Por otra parte, páginas web de la oposición informaron hoy, asimismo, de la condena a tres años de cárcel impuesta al periodista Isa Saharkhiz, acusado de haber injuriado al líder supremo de la Revolución iraní, ayatolá Ali Jamení.

Saharkhiz, que ha sido acusado igualmente de difundir propaganda contra el régimen, tiene tres semanas de plazo para presentar apelaciones.

El periodista fue una de los colaboradores cercanos del candidato a la presidencia en 2009 y uno de los líderes del movimiento reformista, Mehdi Karrobí.

Irán está sumido en una de las peores crisis políticas y sociales de los últimos treinta años desde que en junio del pasado año el presidente, Mahmud Ahmadineyad, fuera reelegido entre denuncias de fraude por parte de la oposición reformista.

Nada más conocerse los resultados, cientos de miles de personas se echaron a las calles de todo el país para mostrar su desacuerdo con el escrutinio.

En la represión posterior, perdieron la vida cerca de una treintena de personas, según cifras oficiales -más de 70 de acuerdo con la oposición-, y miles más fueron detenidas.

Desde entonces, numerosos partidarios destacados de la oposición e incluso antiguos miembros del gobierno reformista han sido juzgados y condenados a diversas penas de cárcel.

El proceso electoral destapó las desavenencias que existen en el seno del régimen.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes