Crearán un "coche inteligente" que prevendrá accidentes

Barcelona/Bogotá (TVEFE). El vehículo inteligente capaz de enviar un aviso de emergencia en caso de accidente, de detectar si el conductor se está durmiendo o de recomendar el itinerario menos contaminante empieza a ser ya una realidad gracias al esfuerzo realizado en España por 18 empresas e instituciones públicas.

Un consorcio público-privado, liderado por la compañía Ficosa, referente en el sector de componentes de automoción, ha invertido más de 35 millones de euros para sentar las bases científicas y tecnológicas que permitirán la comercialización de los dispositivos necesarios para disponer de este nuevo vehículo del futuro.

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha participado hoy en Barcelona en la presentación del proyecto MARTA (Movilidad y Automoción con Redes de Transporte Avanzadas), que ha desarrollado las aplicaciones que comunicarán los vehículos con las infraestructuras viarias y con los centros de emergencia para así, por ejemplo, gestionar mejor los accidentes y aumentar la seguridad.

Un vehículo que, en caso de accidente, está adaptado para enviar automáticamente, mediante un sistema "ecall", información sobre los detalles del siniestro a un centro de emergencias, al tiempo que alertará a los vehículos cercanos del suceso y enviará una foto para facilitar un eventual rescate de los accidentados.

Este vehículo del futuro podrá también detectar la somnolencia del conductor, causa en la actualidad de hasta el 35% de los accidentes, y le enviará avisos visuales, auditivos y sensoriales para que se despierte.

Además, este coche contará con un avisador de los problemas que encontrará durante su trayecto (obstáculos, automóviles que circulan en dirección contraria o atascos), y será alertado, si conduce de noche, de la existencia de algún peatón cerca, gracias a las cámaras de visión nocturna.

Con el objetivo de reducir el volumen de tráfico y así la contaminación, otro sistema indicará al conductor del vehículo, cuando esté a punto de acceder en coche al centro urbano, el tiempo y el coste que le supondría realizar el mismo trayecto en transporte público.

Esta aplicación podría ser obligatoria en todos los vehículos en el horizonte de 2014 ya que la Unión Europea estudia su implantación, según han explicado los responsables de Ficosa, que cifran en 60 millones de euros el volumen de negocio que le supondrá este contrato.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes