Cubo de Agua, la estrella arquitectónica de los Juegos

BEIJING (AP). Al caer la noche, un edificio notable surge a la vida en la ciudad olímpica, con sus burbujas gigantes brillando en diversas tonalidades de azul.

Es el Cubo de Agua.

Además de ser el lugar donde Michael Phelps buscará sumar récords, esta sede de las competencias de natación y clavados probablemente será recordada como una de las estrellas arquitectónicas de los Juegos de Beijing.

"Increíble", dijo el nadador estadounidense Garrett Weber-Gale. "Es lo más espectacular que he visto en mi vida. Es perfecto. No se podría pedir nadar en un lugar más asombroso".

El local con capacidad para 17,000 espectadores se llama oficialmente Centro Acuático Nacional, pero nadie le dice así. El edificio, vecino al estadio Nido de Pájaro, está en el centro del sector de los locales para las competencias de gimnasia, esgrima y tiro con arco.

El exterior del Cubo de Agua está recubierto de burbujas hechas con un material parecido al teflón. Son dos capas con un pasaje interior que permite que el edificio "respire" como un invernadero.

Cuando las burbujas se iluminan al anochecer, se produce un efecto como una piscina metida en una caja de agua rectangular.

"Es una interesante combinación de luz", dijo el nadador austríaco Markuz Rogan. "Uno no sabe si está soñando o está despierto".

El nadador estadounidense Peter Vanderkaay está intrigado y trata de hallar la forma de verlo más de cerca, aunque para ello tendrá que superar una altura que rodea el edificio.

"En algún momento voy a tener que saltar eso y tocar el edificio, suponiendo que no me mato antes", dijo.

No está claro que harán los chinos con el estadio después de los juegos. En cambio el local de natación fue designado para tener uso post-juegos. El espacio central será reducido a una capacidad de 6,000 personas, y el resto del espacio se usará para locales comerciales, clubes nocturnos, restaurantes y hasta canchas de tenis.

Los organizadores no han revelado el costo exacto del edificio, aunque se calcula entre 150 y más de 200 millones de dólares. La mayor parte del financiamiento vino de donantes privados, especialmente de Hong Kong, Macau y Taiwán.

La federación Internacional de Natación ha manifestado gran complacencia por la calidad del local.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes