Depósitos bancarios podrán hacerse desde celulares

NUEVA YORK ( AP). En el futuro cercano, no sería necesario ir a un banco o a un cajero automático para depositar un cheque. El usuario sólo tendrá que sacar un par de fotografías del mismo con su teléfono celular.

Los programas informáticos para hacer eso están ya disponibles para el iPhone de Apple y otros aparatos de USAA, una empresa que proporciona seguros y servicios bancarios, principalmente para ex combatientes. Chase, Bank of America y Citibank figuran entre los grupos financieros que tienen previsto lanzar aplicaciones informáticas similares este año.

Aunque la tecnología, llamada captura de depósito remoto, promete ahorrar tiempo a los consumidores, se ha convertido en un motivo más de preocupación sobre fraudes y posibles intromisiones a la privacidad de los datos financieros.

Pero los bancos y las empresas de alta tecnología que les ayudan afirman que han disipado esas preocupaciones. Y con los nuevos parámetros de los reguladores federales, más bancos podrían comenzar a poner esta tecnología en las manos de los consumidores.

" Nuestros consumidores tienen cada vez más y más conocimientos sobre la tecnología", dijo Marylou Dowd, vicepresidenta de la división de banca móvil de Citibank. " Tratamos de apoyar a esa gente en movimiento".

El servicio funcionará así: Cuando alguien tome una fotografía de un cheque, la computadora que reciba la imagen detectará el monto, el número de cheque y los dígitos de la parte inferior, cotejando esos datos con la información que hay sobre la cuenta del usuario y del banco. Una fotografía de la parte posterior del cheque verificará que éste ha sido firmado por el cliente.

Una institución central del sector bancario enviará después los fondos de la cuenta del titular a la del destinatario. Ello evitará también que el mismo cheque sea depositado múltiples veces.

La captura de depósito remoto comenzó como una forma en que las grandes empresas e instituciones financieras procesaban grandes cantidades de cheques sin tener que enviarlos de un extremo al otro del país.

Los reguladores fueron sorprendidos cuando los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001 causaron retrasos en las transacciones financieras. Dado que el tráfico aeronáutico se suspendió por varios días, los paquetes de cheques que los bancos y otros negocios necesitaban mover no podían ser revisados.

Así, en el 2003, el Congreso aprobó una ley conocida como Check 21. Permite que cualquiera que recibe un cheque saque una imagen digital de éste en vez de tener que entregarlo físicamente. La ley ha llevado a que muchas compañías instalen " escáneres" que digitalizan miles de cheques simultáneamente para su depósito.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes