Discovery se separa de Estación Espacial Internacional

CABO CAÑAVERAL, Florida (AP). El transbordador espacial Discovery se desacopló ayer miércoles de la Estación Espacial Internacional y emprendió el regreso a la Tierra, luego de permanecer interconectado al puesto orbital durante ocho días.

Durante la misión, los tripulantes reforzaron el sistema de energía eléctrica y mejoraron las instalaciones para la investigación científica en la estación, al instalar paneles solares.

La NASA se mostró entusiasmada ante la imagen de la estación espacial con su par de paneles, los últimos que necesitaba.

El Discovery dio una vuelta triunfal alrededor de la estación espacial, principalmente para tomar fotografías de la instalación con sus nuevos paneles, y luego se colocó en trayectoria hacia la Tierra, donde la llegada está prevista para el sábado.

"La fotografía de los 100.000 millones de dólares", dijo el director del vuelo Kwatsi Alibaruho, mientras mostraba una de las imágenes. Destacó que ése fue el precio de la estación espacial citado por los senadores durante la llamada que realizó el presidente Barack Obama al puesto orbital un día antes.

"Es una pequeña broma que tenemos en el Control de la Misión", señaló.

Con la instalación del último juego de paneles solares, la semana anterior, la estación espacial se asemeja finalmente a los bocetos de los años anteriores, simétrica, con sus cuatro paneles en ambos costados.

"Uno siempre vio esto en las imágenes, y se preguntaba si alguna vez estaría ahí", relató Dan Hartman, gerente de la estación espacial, quien se dijo "orgulloso y feliz" por ver las fotos.

La NASA espera que la energía eléctrica adicional aumente drásticamente la cantidad de investigaciones en varios laboratorios que forman la estación.

"Ustedes hicieron que la estación espacial sea mucho mejor que antes", dijo Fincke a los astronautas del transbordador justo antes de su partida. "Nos dieron más energía, simetría --que no debe menospreciarse-- y nos dieron a un nuevo tripulante".

Ese nuevo miembro, el astronauta japonés Koichi Wakata, se quedó en la estación con Fincke y un cosmonauta ruso.

Los astronautas lograron también que funcionara adecuadamente una máquina que convierte la orina en agua potable, y traían de regreso a la Tierra los experimentos científicos realizados durante cinco meses en la estación.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes