EEUU: Rastrear celulares requiere orden judicial

Los investigadores deben obtener una orden de cateo para poder recabar datos de las torres de telefonía celular que son frecuentemente usados para rastrear los movimientos de un sospechoso, falló el miércoles una corte federal de apelaciones.

Un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del 11mo Circuito determinó que las personas tienen cierta expectativa de privacidad en sus movimientos, y que los datos de las torres celulares eran parte de eso. Por ello obtener los registros sin una orden de cateo viola la prohibición a los cateos injustificados consagrada en la Cuarta Enmienda constitucional.

"Aunque cometer un crimen no es una expectativa legítima de privacidad, si los datos de ubicación del celular pueden situar al sospechoso cerca de los lugares donde se cometieron, podrían también situarlo cerca de cualquier otro lugar", escribieron los jueces. "Hay un interés en privacidad razonable al estar cerca de la casa de un amante, de un dispensario médico, de un lugar de oración o de una casa de mala reputación".

El fallo no impide a los investigadores obtener los registros, los cuales muestran cuáles llamadas pasan por determinadas torres, sino que simplemente requiere un sustento más sólido de causa probable para obtener una orden de cateo.

"La corte refutó sólidamente el argumento del gobierno de que simplemente por usar un teléfono las personas renuncian a sus derechos a la privacidad", dijo el abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), Nathan Freed Wessler, quien promovió el caso.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes