Expertos: Grupo poderoso estaría detrás de ciberataques

WASHINGTON ( AP). El poderoso código informático usado para atacar instalaciones industriales en varias partes del mundo, especialmente Irán, probablemente es la creación de expertos contratados por un país o grupo privado con mucho dinero, dijo una compañía de seguridad.

El código, llamado Stuxnet, fue diseñado para llegar a "objetivos de alto valor", dijo Liam O Murchu, gerente de operaciones de seguridad de Symantec. Pero tanto O Murchu como el gobierno estadounidense aseguran que no hay evidencia de que Stuxnet fue desarrollado para atacar instalaciones nucleares en Irán, a pesar de las especulaciones formuladas por algunos científicos.

Para diseñar el código habría hecho falta un equipo de entre cinco y 10 piratas informáticos con estudios avanzados y con muchos recursos, pero tanto expertos gubernamentales como analistas dicen que no han podido determinar quién decidió desarrollar el código o con qué fin.

"No sería sencillo para un grupo regular lograr esto", dijo O Murchu al explicar que el proyecto es obra de una "entidad privada muy bien financiada" o "una agencia gubernamental o estado".

Stuxnet ha infectado hasta 45.000 sistemas informáticos alrededor del mundo. Siemens, la compañía que diseñó el sistema atacado por este "gusano" cibernético, señaló que ha afectado a 15 de las plantas que al parecer intentaba infiltrar. No se sabe qué instalaciones fueron infectadas, pero podrían ser plantas de agua, de transporte petrolero, eléctricas o nucleares.

Ninguna de las intrusiones ha perjudicado los sistemas industriales, dijo Siemens.

El mes pasado, funcionarios estadounidenses dijeron que Stuxnet es el primer código informático malicioso creado específicamente para tomar control de sistemas que manejan las operaciones internas de plantas industriales. A diferencia de un virus, que está diseñado para atacar código, un "gusano" tiene la función de apoderarse de sistemas, como aquellos que abren y cierran puertas o apagan y encienden maquinaria.

El análisis de Symantec, dijo O Murchu, muestra que cerca de 60% de las computadoras infectadas por Stuxnet están en Irán, un 18% en Indonesia y menos de 2% en Estados Unidos.

Varios países tendrían la capacidad para crear el código, entre ellos China, Rusia, Israel, Gran Bretaña, Alemania y Estados Unidos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes