Fuerza Aérea de EU usó Twitter para valorar vuelo polémico

WASHINGTON ( AP). Pese a que el Pentágono ha advertido de los riesgos a la seguridad de Estados Unidos que representa el uso de redes sociales en internet, varios documentos gubernamentales recién divulgados demostró que las fuerzas armadas recurren a estos instrumentos para observar y responder a la reacción de hechos sonados, como el vuelo polémico de un avión presidencial sobre la ciudad de Nueva York hace tres meses y medio.

La Fuerza Aérea rastreó el servicio de mensajes instantáneos Twitter, el portal de videos YouTube y varios diarios personales en la red para evaluar la reacción pública adversa al vuelo de un avión presidencial en abril sobre la Estatua de la Libertad, según los documentos.

Aunque las medidas para controlar el daño a la imagen del gobierno fallaron _" Ningún giro positivo es posible", dijo un gráfico elaborado en PowerPoint_ el episodio permite avizorar las tácticas de las autoridades para operar en un sistema donde la información digital fluye sin cesar.

Este nuevo terreno implica riesgos para las fuerzas armadas de Estados Unidos.

Facebook, MySpace y otras redes sociales en internet son populares entre los suscriptores en lugares tan remotos como Irak e Afganistán que quieren comunicarse con amigos y parientes.

Los sitios también tienen valor para las organizaciones castrenses en el reclutamiento y la comunicación con otras agencias federales, pero la colocación de información sobre las fuerzas armadas abre la posibilidad de que se pierda o sea robada, de acuerdo con funcionarios del Pentágono.

El jueves, unos piratas cibernéticos sacaron de servicio por varias horas a Twitter, mientras Facebook tuvo problemas intermitentes de acceso: un indicio de los contratiempos de depender de esos servicios.

La red informática del Cuerpo de los Infantes de Marina bloquea el acceso a las redes sociales, que a juicio de sus oficiales expone " información a adversarios" y representa " un conducto fácil para la filtración de información".

Esa prohibición podría extenderse a otros segmentos de las fuerzas armadas de Estados Unidos en función del estudio de alto nivel ordenado a finales de julio por el subsecretario de Defensa, Bill Lynn.

En un memorándum, Lynn dijo que esos sitios sociales son instrumentos importantes, pero que es necesario analizarlos más para comprender sus riesgos y beneficios.

De acuerdo con documentos relacionados con las aeronaves presidenciales, que fueron divulgados mediante la Ley de la Libertad de Información, un grupo especializado en información de la Fuerza Aérea dio seguimiento a la reacción pública adversa al vuelo no anunciado que realizó uno de esos aviones sobre la Estatua de la Libertad, el 27 de abril.

El vuelo, acompañado de dos cazas F-16, tenía la intención de captar imágenes del avión con la ciudad de Nueva York como fondo, para luego usarlas con fines propagandísticos, pero el asunto fue un desastre de relaciones públicas que terminó asustando a los neoyorquinos que evocaron los atentados del 11 de septiembre del 2001.

Incluso, el director de la oficina militar de la Casa Blanca que autorizó el vuelo, Louis Caldera, fue despedido.

El grupo Célula de Información de Combate exploró la reacción en diversos portales de internet y dijo que los comentarios fueron " furiosos", por lo menos. Los videos del caso aparecidos en YouTube fueron vistos por lo menos 260,000 veces, agregó.

La célula recomendó al gobierno que reconociera el asunto como un error, junto con el ofrecimiento de que no volvería a ocurrir.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes