Gobierno se opone a acuerdo editorial de Google en EU

SAN FRANCISCO ( AP). El Departamento de Justicia de Estados Unidos considera que sin una nueva revisión, el proyecto para que la gigante de internet Google explote los derechos digitales de millones de libros casi desaparecidos ahogará a la competencia y socavará los derechos de autor.

La postura del Departamento de Justicia, contenida en un dictamen, supone un importante revés a los intentos de Google por conseguir la aprobación definitiva a un arreglo judicial que la dejaría a cargo de una vasta biblioteca digital.

El Departamento de Justicia, la principal instancia de aplicación de la ley en el país, presentó el jueves su dictamen ante una corte federal en Nueva York.

Una amplia gama de rivales de Google, defensores del consumidor, académicos, expertos editoriales, gobiernos estatales e incluso gobiernos extranjeros han exhortado al juez federal Denny Chin a que rechace el acuerdo judicial concertado por Google y otras partes hace 15 meses.

Es posible que el juez Chin dé mayor peso a la postura del Departamento de Justicia, a decir de los analistas.

Después de que objetara el arreglo original en septiembre, el Departamento de Justicia elogió en su informe de 26 páginas el acuerdo revisado porque representaba un " progreso considerable" en comparación con el arreglo original que había objetado en septiembre.

Sin embargo, el gobierno dijo a Chin que el arreglo, como quedó, aún sobrepasa los límites jurídicos de un arreglo tipo acción y describió la propuesta como " un puente demasiado largo".

El Departamento de Justicia también expresó preocupación de que la asociación del buscador Google de internet con editores pueda convertirse en un cártel literario con demasiado poder para imponer los precios de los libros.

" Estados Unidos considera que la corte carece de autoridad para aprobar" el arreglo en su forma actual, escribieron los abogados del gobierno.

El dictamen también asegura que el arreglo modificado no protege de manera adecuada los derechos de autor ni los intereses financieros de las " obras huérfanas", es decir libros que ya no se imprimen y de cuyos autores se desconoce su paradero.

A pesar de su recelo, el Departamento de Justicia exhortó a las partes implicadas en el arreglo a que intenten otros cambios que eliminen las preocupaciones legales que ha manifestado. El departamento facilitó una lista de recomendaciones para que lo logren.

En un comunicado, el portavoz de Google, Gabriel Stricker, no mencionó si la empresa y otras partes implicadas están dispuestas a hacer nuevas modificaciones al arreglo que alcanzaron.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes