Google negocia para mantener algunas operaciones en China

BEIJING ( AP). Aún si la decisión de Google de enfrentarse a la censura en China la obliga a cerrar su sitio de búsquedas en el país, la compañía estadounidense aún espera mantener otras operaciones clave en el mercado de internet más poblado del mundo.

Google sostiene delicadas negociaciones con el gobierno chino para mantener un centro de investigación en el país asiático, un equipo de venta de publicidad que genera la mayor parte de sus ingresos allí y un naciente negocio de teléfonos celulares.

Sin embargo, objetivos divergentes separan a ambas partes.

Google dice que no está dispuesta a seguir obedeciendo las exigencias chinas de censurar los resultados de búsqueda, pero igual quiere tener acceso a los ingenieros locales y a los crecientes mercados de publicidad en internet y teléfonos celulares.

Los líderes chinos están decididos a controlar la circulación de información, pero se dan cuenta que necesitan compañías innovadoras y con dinero, como Google, para lograr su meta de colocar a China a la vanguardia de la creación de tecnología.

Incluso los medios locales que no suelen desviarse del discurso partidario han advertido que la partida de Google podría frenar el desarrollo tecnológico y perjudicar a la economía china.

Los analistas tienen opiniones diferentes sobre cómo se puede resolver el estancamiento. Algunos se resignan a que Google tendrá que abandonar China, mientras otros dicen que podría haber un arreglo que le permita retener cierta presencia en el país.

Robert Broadfoot, director gerente de la Consultora de Riesgo Político y Económico en Hong Kong, espera que los líderes comunistas doblen sus reglas para retener a Google.

" Difícilmente le cerrarán la puerta al innovador. Están muy interesados en lo que (Google) está creando, porque lo quieren para sí mismos", dijo.

Google dijo el 12 de enero que podría cerrar su buscador con sede en China, Google.cn, porque pretende dejar de censurar los resultados, como lo ha hecho por cuatro años. La decisión la llevaría a dejar el país por completo, agregó.

La amenaza llegó luego de una serie de sabotajes informáticos contra el código de computadoras de Google e intentos de ingresar ilegalmente a las cuentas de correo electrónico de activistas de derechos humanos. Google dijo que las intrusiones se hicieron desde dentro de China, pero no las relacionó con el gobierno local.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes