Google también quiere ser el centro del turismo en línea

SAN FRANCISCO ( AP). Google desea también convertirse en el centro del turismo en internet, combinando su experiencia con el principal rastreador de tarifas aéreas ITA Software, una intención que preocupa a cibersitios de viajes como Kayak, Expedia y Travelocity debido a la posibilidad de que no puedan competir, lo que podría conducir a mayores tarifas.

Se anticipa que el Departamento de Justicia decidirá pronto si permitirá a Google Inc. adquirir ITA Software por 700 millones de dólares.

El acuerdo daría a Google control sobre un programa que ha contribuido a potenciar los sistemas de reservación de las principales aerolíneas y una serie de servicios de comparación de tarifas en línea durante una década.

La revisión del gobierno podría poner a prueba la reacción de los reguladores antimonopólicos frente a una compañía que utiliza la riqueza e influencia obtenida por su dominio en las búsquedas en internet para expandirse a otros mercados lucrativos. El mercado estadounidense de viajes en línea totaliza unos 80,000 millones de dólares anuales, según Forrester Research.

Google dice que poseer ITA Software, producto de científicos en computación especializados en inteligencia artificial en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, permitirá reducir los precios y establecer modos más convenientes de buscar tarifas en internet.

Por ejemplo, los viajeros podrían decir a Google cuánto pueden gastar en un viaje a algún lugar cálido en determinadas fechas y la máquina de búsquedas se convertiría en una guía de viajes.

Sin embargo, los críticos sostienen que Google podría perjudicar a otros servicios de viajes enterrándolos en los resultados de las búsquedas o negándoles las últimas innovaciones tecnológicas de ITA. Hasta ahora, Google sólo ha prometido cumplir todos los contratos actuales de ITA, que expiran en los próximos años.

" Google tendrá influencia sobre todo el ramo de vuelos en línea", afirmó Thomas Barnett, ex líder de la división antimonopólica del Departamento de Justicia. Ahora abogado en bufete privado, Barnett representa a Expedia Inc., que se ha unido a otros servicios de viajes en internet como Bing de Microsoft, Travelocity, Kayak Software Corp y Farelogix Inc. para oponerse al acuerdo.

Google ha prometido que no venderá pasajes aéreos ni contratará servicios de viajes en su propio sitio. En cambio, remitiría a otros sitios para la compra de pasajes y haría reservaciones para hoteles y alquiler de automóviles. Esos sitios ganarían comisiones.

Sin embargo, los competidores dicen que no hay garantías de quiénes recibirían el tráfico. Google, por ejemplo, podría enviar a los usuarios directamente a la aerolínea o el hotel seleccionados y saltearse los servicios actuales de contratación privándolos de las comisiones.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes