Hackers destacan arte de conversar para obtener datos clave

LAS VEGAS ( AFP). Los piratas informáticos reunidos en la conferencia anual de hackers DefCon, realizada en Las Vegas (Nevada, oeste) el pasado fin de semana, confirmaron que la estupidez humana no tiene arreglo.

En esta ya famosa cita anual de hackers, una de las destrezas destacadas fue el arte de hablar a los trabajadores de una empresa u organización para conseguir información clave para acceder ilegalmente a las redes informáticas de esa entidad.

En el concurso " Schomooze (charla) contraataca" los piratas informáticos fueron desafiados a poner a prueba sus habilidades de " ingeniería social" en empresas como Apple, Oracle, Symantec y Walmart. El concurso debutó en la reunión anual de DefCon en Las Vegas el año pasado.

" Los resultados son peores que los del año pasado", dijo Chris Hadnagy, un especialista en ingeniería social que gestiona el concurso.

"Por lo que hemos encontrado, seríamos dueños de cada uno en estas empresas", dijo.

Los hackers debían convencer a los empleados en diversas empresas a revelar algo de las versiones de software utilizadas en las redes del servicio de cafetería.

Conocer detalles sobre el software de las computadoras de una compañía permite a los hackers averiguar las debilidades a explotar, y el intercambio de información operativa hace posible que alguien con intención de espiar a nivel corporativo llegue a colarse en las instalaciones.

Las artimañas más eficaces fueron las que implicaban llamar a las compañías que participaban y hacerse pasar por un cliente potencial que buscaba estar tranquilo sobre las medidas de seguridad ofrecidas, de acuerdo con Hadnagy.

Hacerse pasar por alguien que llamaba desde otro departamento en una empresa, o por un equipo de apoyo técnico remoto, también demostró ser una táctica eficaz para los piratas informáticos.

" Llamamos y conseguimos un tipo en el teléfono y tenemos todo lo que queremos", dijo Hadnagy, director de la página web social-engineer.org.

Pero convencer a empleados de tiendas minoristas fue más difícil, posiblemente porque están más acostumbrados a interactuar con los clientes, indicó Hadnagy.

Por otro lado, las mujeres parecen ser más desconfiadas que los hombres.

" Las mujeres parecen ser más conscientes de la seguridad", dijo al comentar los resultados del concurso, que serán publicados en un informe a finales de este año.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes