Hewlett-Packard: del oscilador a la alta tecnología

NUEVA YORK (AFP). Hewlett-Packard (HP), emblema mundial de la informática fundado en un garaje de Palo Alto (California, suroeste) a fines de los años 30, anunció el lunes la supresión de 24,600 empleos en todo el mundo en tres años tras adquirir la empresa de servicios informáticos Electronic Data Systems (EDS).

Lejos de la facturación de 5,369 dólares de la sociedad fundada por Bill Hewlett y Dave Packard, la ganancia neta del grupo aumentó 14% en un año, a 2,000 millones de dólares.

Con la compra de EDS, el volumen de negocios de HP en servicios informáticos pasará de 16,600 millones de dólares en 2007 (16% de las ventas del grupo) a más de 38,000 millones de dólares (30% de sus ingresos). El grupo pasará del quinto al segundo lugar del sector de servicios informáticos

La marca HP está presente en el equipamiento informático y tecnológico, tanto de particulares como de empresas: computadoras y servidores, impresoras, pantallas planas (LCD), consolas audiovisuales multimedia de punta (home studio) o fotografía digital y aparatos móviles desde teléfonos hasta asistentes personales.

A eso se suman los programas informáticos y toda una serie de servicios informáticos y de comunicación destinados a las empresas.

Una gama bastante más amplia que el primer producto salido del garaje: un oscilador de baja frecuencia, vendida a los estudios Disney para su película de dibujos animados Fantasía.

Instalada al sur de San Francisco, en Silicon Valley, la primera fábrica de HP produce aparatos de medición para el mundo médico y científico, y sacó la primera máquina de calcular de bolsillo, a comienzos de los años 70, década en la que el grupo franqueó la cifra simbólica de los mil millones de dólares en facturación.

En los años 80, HP se transformó en un fabricante de computadoras de referencia, y superó en la década siguiente los 100,000 empleados, con más de 31,000 millones de dólares de volumen de negocios.

El grupo se fusionó en 2002 con el fabricante informático Compaq, por unos 20,000 millones de dólares, hasta ahora el mayor acuerdo de la historia en el mundo informático.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes