Inicia cuenta regresiva para 2do viaje de turismo espacial

BAIKONUR (AFP). El norteamericano Charles Simonyi, un pionero de la informática que hizo fortuna en Microsoft, despegará el jueves de Baikonur a bordo de un cohete Soyuz convirtiéndose en el primer "turista" del mundo que efectúa un segundo y costoso vuelo espacial.

El jueves 26 de marzo a las 11H49 GMT, el cohete partirá llevando a bordo a Simonyi, a su compatriota el astronauta Michael Baratt, y al cosmonauta ruso Guennadi Padalka.

Este viaje, que despegará del cosmódromo ruso de Baikonur (centro de Kazajstán), seguirá al del transbordador estadounidense Discovery, que condujo a siete astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) y que partirá de allí el 25 de marzo.

Al igual que su homóloga norteamericana, la misión rusa estará destinada fundamentalmente a reemplazar a algunos de los actuales habitantes de la ISS. El regreso a la Tierra de la nave Soyuz está previsto el 6 de abril.

Los tripulantes llegaron a Baikonur aproximadamente una semana antes del lanzamiento, luego de entrenarse en Moscú. Tuvieron tiempo de "descansar, entrenarse y estar muy bien alimentados", dijo Michael Baratt a los periodistas.

Este vuelo será el séptimo que lleve a un "turista" al cosmos, mientras que Simonyi entrará a la Historia como el primer individuo que efectuó dos misiones de este tipo a cambio de dinero en efectivo.

La tarifa aumentó considerablemente con respecto a la primera vez, puesto que Simonyi reconoció que esta segunda experiencia le costará 35 millones de dólares, en comparación con los 25 millones de la primera.

El amarre de la Soyuz a la ISS es para Simonyi el momento más memorable. "Usted está en medio de la nada, lejos de todo, y llega a ese objeto fantástico, creado por el hombre, que tiene un aspecto muy frágil", dijo a la AFP por teléfono, cuando faltaban algunos días para su despegue. Simonyi, de origen húngaro, se hizo millonario gracias a su carrera en el gigante norteamericano de los programas informáticos Microsoft. A pesar de su fascinación por los viajes espaciales, prometió a su esposa --una sueca con la que contrajo matrimonio en noviembre pasado, después de su primera misión-- que este vuelo será el último.

Su carrera comenzó en Budapest como guardián nocturno de un laboratorio informático. Además de sus preciosos conocimientos cósmicos, es un experimentado piloto de avión y de helicóptero.

Cuando era adolescente, su "sueño" no era conquistar el espacio, sino "salir de Hungría y emigrar a Occidente", explicó antes de su primer vuelo. Su pasión por el cosmos es más reciente, después de asistir a lanzamientos en Cabo Cañaveral, el centro espacial norteamericano.

En 1968, luego de llegar a los 20 años a Estados Unidos, estudió en la prestigiosa universidad californiana de Berkeley y obtuvo un diploma de ingeniero y de matemáticas, seguido de un doctorado en Stanford.

En 1981 fue contratado por una "start-up" de la costa occidental de Estados Unidos, iniciando una labor que le daría éxito y fortuna. Esa empresa es conocida actualmente como Microsoft.

Simonyi obtuvo la nacionalidad estadounidense y se impuso como uno de los artífices de los programas informáticos que hicieron la celebridad de esta empresa de Seattle. Sin embargo, la dejó para fundar en 2002 su propia empresa, Software Corporation.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes