Internet es el nuevo frente de batalla de Israel

Jerusalén (EFE). Internet se ha convertido en el último frente de batalla abierto para Israel, ya que desde principios de año se suceden los ataques piratas y el Ejército refuerza sus unidades cibernéticas para luchar contra los hackers de la red.

Medios israelíes informaban hoy de la entrada ayer de piratas que se identificaron como "Equipo de Hackers de Gaza" en la página oficial de los Servicios de Incendio y Rescate Israelíes, a la que cambiaron el color y en la que dejaron escrito: "Hackeamos vuestras web y seguiremos haciéndolo hasta que sufráis".

Aunque sin consecuencias serias, el acceso no autorizado a la página de los bomberos es el último de una serie de incidentes que están volviendo locos a los responsables informáticos de instituciones y empresas privadas del país y que parecen haberse recrudecido a comienzos de este año.

La situación ha llevado al Ejército israelí a crear unidades de elite de expertos informáticos para liderar la lucha contra los ataques cibernéticos, al temer que los piratas de países enemigos puedan poner en jaque los servicios de seguridad nacionales.

El mes pasado, las Fuerzas de Defensa de Israel reclutaron a alrededor de 300 jóvenes para enfrentarse a lo que consideran "una amenaza creciente", informó hoy el diario Jerusalem Post.

Hace ya tiempo que el Ejército trata de organizar, coordinar y reforzar las unidades destinadas a aumentar la seguridad en la red, además de desarrollar nuevo software y capacidades con la colaboración de empresas expertas en tecnología punta.

Otra de las últimas víctimas fue, esta misma semana, el vice ministro de Exteriores, Dani Ayalón, en cuya página web oficial se trataron de infiltrar piratas.

Ayalón había hecho poco antes duras declaraciones en las que calificó de "ataques terroristas" los incidentes cibernéticos y advirtió que Israel "responderá con fuerza a los hackers que dañen la ciber soberanía israelí".

"El ciberespacio parece ser el nuevo campo de batalla y nuestros oponentes no serán capaces de vencernos tampoco en ese plano", declaró e un comunicado el vice jefe de la diplomacia israelí tras el intento de violación de su propia web.

La batalla en la red de redes se hizo más virulenta a principios de año, después de que un grupo piratas informáticos de Arabia Saudí que se autodenominó Group-XP se atribuyese el robo y publicación de los datos de miles de tarjetas de crédito israelíes.

La información revelada incluía, además de los números de las tarjetas, sus códigos de seguridad, direcciones personales, nombres, números de teléfonos y del documento nacional de identidad de sus propietarios y habían sido sustraídas de una base de datos de clientes del popular sitio israelí de deportes www.one.co.il.

Tras la difusión de la información el Banco de Israel pidió a la población que esté atenta al uso de las tarjetas y que estudie cancelarlas en el caso de que tenga la más mínima sospecha de que estén siendo utilizadas por terceras personas.

La respuesta desde el Estado judío no tardó en llegar y, pocos días después, un israelí que se identificó como Omer Cohen colgó en internet información personal y detalles de tarjetas de crédito de cientos de ciudadanos saudíes.

El profesor Gabriel Weimann, de la Universidad de Haifa y que supervisa el uso de internet de movimientos y países enemigos, advierte que los piratas que invaden bases de datos no son más que "la punta del iceberg de la actividad terrorista en la red" y señala que las organizaciones armadas se están concentrando ahora en el uso de las redes sociales.

Facebook es una excelente herramienta para que cualquiera, creando un perfil falso, pueda obtener información de grupos de israelíes, señala Weimann, que asegura que la milicia libanesa Hizbulá está tratando de obtener por ese medio información de los jóvenes israelíes que realizan el servicio militar.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes